viernes, 30 de mayo de 2014

Cuarta noche de resistencia antifascista en Barcelona

Los vecinos del barrio de Sants exigen paralizar el derribo de Can Vies, reconstruir el edificio y sacar a la policía de las calles. Sólo así se detendrá la legítima violencia popular.

El paso de los días no parece agotar la fuerza de los incidentes en el barrio de Sants de Barcelona tras el desalojo el lunes de Can Vies. En su cuarta noche, y pese a que el número de manifestantes se ha reducido en comparación con el resto de días, los Mossos d'Esquadra han detenido a 23 personas.

Los arrestos se han producido después de la quema de contenedores y la rotura de decenas de escaparates y cajeros automáticos, sobre todo en la carretera de Sants, pulmón comercial del barrio. Fuentes oficiales de los Mossos han asegurado que 14 de las detenciones se han producido de una sola vez, cuando los Mossos han detenido a un grupo de encapuchados trataba de esconderse en un portal tras lanzar objetos contra el cordón policial.

Los incidentes han comenzado después de que un grupo de entre 70 y 100 personas haya realizado un recorrido que les ha llevado desde la plaza de Sants hasta Les Corts, en cuya comisaría se encuentran varios de los detenidos en las noches anteriores.

El Mundo




1 comentario:

Anónimo dijo...

Detras de todo eso esta el desencanto de la gente por el régimen y la receta que aplican de represion al final va posicionando la gente en su contra.

Desde luego al sistema no le preocupa la situación hasta que deba lanzar los tanques a las calles y eso será para 2015-2016.

Como que dicen Espana debe ahorrar un 30% mas ya veremos si el pueblo aguanta.