domingo, 25 de mayo de 2014

¿Pero todavía siguen con esto? País de chirigota...

EP.- Fernando Silva Sande, condenado a 28 años de cárcel por el secuestro de Publio Cordón se someterá a la prueba neurológica P300, 'test de la verdad', en el Hospital Miguel Servet de la capital aragonesa, con el fin de poder localizar el lugar donde pudo ser enterrado el empresario.

El exgrapo ha aceptado hacerse la prueba, según ha publicado este domingo 'Heraldo de Aragón'. Publio Cordón fue secuestrado por los Grapo el 27 de junio de 1995 en Zaragoza, cuando practicaba footing por las cercanías de su domicilio.

Según la versión de Silva Sande, el empresario falleció al intentar escaparse de la casa donde estaba retenido el Lyon (Francia) y está enterrado en la zona de Mont Ventoux.

El juez de la Audiencia Nacional Javier Gómez Bermúdez emitió el pasado 14 de marzo una providencia en la que admitía realizar la prueba del Potencial Evocado Cognitivo, la P300, también conocida como el 'test de la verdad', al ex terrorista de los GRAPO, Fernando Silva Sande, siempre y cuanto éste lo aceptara y la parte solicitante, la familia, asumiera el coste de la misma.

En la providencia, fechada el 10 de abril de 2014, el juez indicó que puesto que la P300 tiene una fiabilidad en torno al 90 por ciento según los estudios clínicos y "su validez dentro de un proceso es dudosa, solo procederá la realización de la misma si se hace a costa de la parte solicitante y el penado Silva Sande la acepta voluntariamente".

El juez remitió un escrito al juzgado de Colmenar Viejo, puesto que Silva Sande está en el Centro Penitenciario Madrid V en Soto del Real, para que este le comunique si quiere realizar la prueba.

Por su parte, la familia de Publio Cordón manifestó que estaría dispuesta "a cubrir los gastos" de la prueba, cuyo coste se desconoce, con el objetivo de esclarecer lo ocurrido.

EN ZARAGOZA

El 'test de la verdad' se realizará en el Hospital Miguel Servet de Zaragoza, bajo la dirección del neurólogo y neurofisiólogo clínico José Ramón Valdizán.

Esta prueba se utilizó por primera vez para una investigación judicial el pasado 18 de diciembre y se aplicó a Antonio Losilla, que se halla en prisión como presunto autor de asesinato de su esposa, Pilar Cebrián, desaparecida en Ricla (Zaragoza) en abril de 2012.

El pasado 6 de marzo se sometió a ella Miguel Carcaño, el asesino de la joven sevillana Marta del Castillo, cuyos restos tampoco se han encontrado.

La P300 es una onda cerebral que extrae de la memoria episódica algún tipo de recuerdo, cercano o lejano a partir de un estímulo, como una foto o una frase. Se llama P300 porque a partir del estímulo, la onda tarda al menos 300 milisegundos en aparecer.

Vaya fiabilidad del 90 por ciento... Por lo que leemos arriba, el test obtiene unos resultados "impresionantes". Algún negocio con la maquinita habrá por medio.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

A un nivel de oscurantismo, comedera de caca o cualquier otro tipo de tonteria lo mas recomendable es visitar en Mexico el Brujo Mayor que tiene fama de infalibilidad segun lo pinta la Tele.

Lo mas importante es construir una sociedad del nunca jamas y por ese camino no se va a ningun lugar como lo prueba la experiencia de la Iglesia de mas de un milenio tostando gente y millones de infelices asesinados por esa vía.

Anónimo dijo...

La verdad es una mentira que aún no ha sido descubierta, o un cabo suelto de la mentira, que decía el farsante Sabina. En los viejos tiempos les largaban botellas de anís del mono, para soltarles la lengua. Ahora somos más postmodernos y usamos los métodos de Guantánamo. La "verdad" es que estos métodos no son nada fiables y por eso no son admitidos en un tribunal mínimamente serio, porque el coco es muy "jodío" y suelen aumentar la fabulación, la autosugestión y sugestión, sobre todo en sujetos vulnerables. Conociendo al sujeto por boca de sus ex compañeros, violador, chivato, cruel innecesariamente, acosador, traidor y confabulador, seguro que los maderos encuentran su "verdad" o sea, la verdad que más les interesa.