viernes, 23 de mayo de 2014

Santiago Alba Rico al borde del suicidio

Esa Siria que lo trae por la calle de la amargura...

El pueblo sirio sigue mostrando su apoyo al presidente Bashar al-Asad y al Ejército del país, mediante manifestaciones en varias ciudades. 

El jueves, las ciudades de Damasco (capital), Idlib (noroeste) y Homs (oeste) fueron escenario de masivas marchas progubernamentales. 

La manifestación de Idlib fue la mayor de esa jornada con participantes portando banderas y gritando lemas a favor del Gobierno y el Ejército sirios, que luchan contra los terroristas en el país. 

En todas estas marchas, los manifestantes expresaron su apoyo a las elecciones presidenciales en Siria, las cuales se realizarán el próximo 3 de junio, al asegurar que pese a las presiones de los hombres armados acudirán a las urnas para determinar el destino del país árabe. 

Además de las urbes mencionadas, los residentes de la ciudad costera de Tartus (oeste) y Hasakah (este) salieron a las calles para exigir que son los propios sirios quienes determinan el futuro de su país, para después rechazar cualquier acto de injerencia extranjera en sus asuntos internos. 

La popularidad de Al-Asad ha aumentado, a pesar de todos los esfuerzos de los grupos armados en Siria, respaldados por varios países occidentales y algunos regionales, para derrocar su Gobierno desde mediados de marzo de 2011. 

En los comicios presidenciales sirios, tres candidatos competirán para gobernar el país que vive la mayor crisis de su historia: Al-Asad, el diputado Hafez Hayar y Hasan Abdalá al-Nuri, ministro de Estado para el Desarrollo de la Administración Pública y de Asuntos Parlamentarios entre 2000 y 2002. 

Hispan TV



2 comentarios:

Anónimo dijo...

El pueblo sirio se une a su presidente porque entiende el futuro que le prepara occidente sera el mismo que a Iraq donde siguen asesinando cada día o peor aun.

Es de tonto un mundo racista como el occidental pudiera tener buenas intenciones con un pueblo árabe, donde existe el doble odio el racista y el religioso.

Cualquiera sabe la relacion occidental con algunos países arabes es forzada por el temor a las salvajes represalias que acostumbra el mundo cristiano desde siempre.

Anónimo dijo...

Y este impresentable ¿ cuando se suicida ?