lunes, 30 de junio de 2014

La locomotora europea

La opulenta Alemania de Merkel, la que rige los destinos de España, Portugal o Irlanda, pero también la de pensionistas alemanes que tienen que salir del país porque no pueden sobrevivir o trabajar con 70 años en los mini jobs para complementar su pensión. 

No es oro todo lo que reluce porque, en definitiva, hablamos de capitalismo. 

Esto también es Alemania.


1 comentario:

Anónimo dijo...

Eso sucede ya en todos los paises centrales.

Lo curioso es que Alemania, que habia reclamado la entrega de su oro depositado en Estados Unidos ya no lo quiere de regreso, de forma inexplicable renuncia a su supuesta soberanía.

Se dice que los gringos no tienen el oro para devolverlo o que no le da la gana devolverlo que es peor pues muestra que Alemania sigue siendo una colonia ocupada con libertades limitadas solo para el teatro mediatico.

Tremendo susto le deben haber dado a los alemanes con la noticia y humillarse a decir que ya no lo quieren en su territorio.