lunes, 30 de junio de 2014

Rosa, Rosa... métete la lengua donde la espalda pierde su dulce nombre

Un antes y un después.

Rosa Díez  ataca los privilegios de las pensiones de los parlamentarios a nivel del Estado español.



Rosa Díez,  defiende las pensiones (considera “ficticio” el escándalo) de los parlamentarios (entre los que ella se encuentra) a nivel de la UE que están gestionadas a través de una sicav 

Sicav: sociedad anónima que solo paga a la Hacienda Pública un 1% de sus ganancias. Para su constitución se necesita la cantidad mínima de nada más y nada menos que 2.400.000 euros.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Ya lo habia dicho Cristine Lagarde la del FMI " La gente vive mucho tiempo y hay que recortarle las pensiones y servicios medicos para ayudarlos a morir mas pronto."

Mas o menos eso fue lo que dijo.

Algunos analistas consideran que al final habra que meter alguna epidemia que reduzca la población de forma considerable.

Incluso los paises que son origen de una gran cantidad de emigracion a otros países son los mayores candidatos para una emergencia de ese tipo metodo que es mas sexy y elegante que los bombardeos pues es mas selectiva.

Ya Hitler lucho con una sobrepoblacion y occidente heredo esa experiencia, de la cual se critica solo que fue utilizada contra judios.