miércoles, 30 de julio de 2014

Como un negocio más

En el Cortijo Yuntero del Frijol gallego gestionan la educación como si fuera un negocio más.

La Consellería de Cultura, Educación e Ordenación Universitaria cerrará seis escuelas unitarias el próximo curso académico, argumentando que contaban con cinco o menos alumnos y que los datos demográficos apuntan a una caída de 2.000 alumnos en la etapa de infantil por la baja natalidad.

Los centros que dejarán de prestar servicio en la provincia de A Coruña serán la EEI de San Lourenzo (4 alumnos) y la EEI de Guimaráns (con 2 alumnos) de Ames (A Coruña), el CEIP de Castro (5 alumnos) de Ordes, el deVisantoña (el alumnado solicitó matrícula en otro centro) y la EEI de Carnés (con cinco alumnos) en Vimianzo.

En la provincia de Ourense, dejará de prestar servicio el CEIP de San Mamede, en Montederramo, dado que el alumnado solicitó matrícula en otro centro, mientras que el CEE do Vao en Poio (Pontevedra) pasará a integrarse en la EEI do Vao. Educación ha avanzado, además, que este curso habrá 27 unidades menos, contando con la supresión de un total de 63 unidades, la creación de 36, y los datos de habilitación de unidades.

La Xunta habilita unidades (no suponen creación) para el supuesto de desdobles de aulas cuando, existiendo un incremento puntual o circunstancial del número de alumnos, no hay perspectivas que garanticen que esa situación se consolide. En concreto, serán nueve más en A Coruña, dos menos en Lugo, siete menos en Ourense y 2 menos en Pontevedra.

La Voz de su Amo, perdón, de Galicia

1 comentario:

Anónimo dijo...

Pues no se que clase de negocio que hacen a cuenta del peculio de todos. No dejan de sufragar carísimos centros concertados y abrir otros más, con la secta de los pederastas. Esos que separan por sexo y dinero, y que pocos se pueden permitir.