jueves, 24 de julio de 2014

La COPE y Antena 3

De verdad que empieza uno a estar harto de la cuestión del derribo del avión B-777; sin embargo los medios españoles no dan margen al relajo por su repugnante servilismo hacia EEUU. Hoy toca la televisora Antena 3 y la cadena radial de los curas, COPE que es la que va más lejos.

Hoy, la ultra reaccionaria Antena 3, y bajo el titular "Las milicias prorrusas reconocen el derribo del avión", nos ha colocado la foto de un comandante de las milicias y una voz (supuestamente suya) que asume la autoría del hecho, algo que no diría públicamente ni el bobo de la yuca. entendemos que su "prueba" tiene tanta fiabilidad como la del algodón publicitario. Para mayor escarnio, ese despojo televisivo afirma sin más que los misiles que abatieron ayer a dos cazas de combate ucranianos (los pilotos han sido apresados) procedían "de territorio ruso" 

Por su parte la COPE (señorío de obispos y curas españoles) aún va más lejos. En la mañana, su enviado (no sabemos adónde), se despachaba a gusto criticando que los restos del avión sigan esparcidos por la zona junto a restos humanos sin que que nadie los proteja ni vigile. Lo que no dice es que eso es así porque el dictador Poroshenko decidió unilateralmente suspender la tregua.No pretenderá que los milicianos se queden allí para ser blanco fácil de las huestes ucronazis.

Pero no acabó ahí la cosa. El corresponsal que, repetimos, no sabemos donde está ubicado (los restos del avión los ha visto medio mundo gracias a la televisión, por tanto dudamos que se encuentre en la zona) finalizó su sainete diciendo que los cazas habían sido abatidos con "misiles similares a los que derribaron el avión malasio". Una de dos: o los ha lazando él o Dios y la Virgen María,  considerando la condición clerical de la cadena, han tenido la gentileza de pasarle la información desde el Cielo. Amén.

Para colmo nos enteramos que desde las entrañas del amo, dicen ahora que "un desertor ucraniano con conocimientos sobre lanzaderas BUK habría sido el autor del derribo", o sea que el BUK era ucraniano pero el lanzador un desertor. De esa manera, nadie tiene la culpa (ni ellos que fueron los autores) y todos tan contentos. Ya comenzó a trabajar la fábrica de fantasías "made in USA"

1 comentario:

Anónimo dijo...

Pues si lo dice la curatería es tan cierto como el dogma de la santísima Triniá. no te cagas?