sábado, 26 de julio de 2014

Los amiguetes de Aznar tienen que pagar

Ignoramos si el el Chema le echará un capote a la Mari, de todas maneras a ambos les sobra el dinero:El último intento por resucitar en los tribunales los bulos sobre el 11-M no ha salido gratis

Un juez de Madrid ha dictado que la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), la Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11-M y la presidenta de ésta última, María Ángeles Domínguez, deben abonar los gastos de defensa del excomisario jefe de los Tedax Juan Jesús Sánchez Manzano y de una perito de esa especialidad policial, a los que denunciaron basándose en el contenido de un libro publicado por la editorial de El Mundo.

El titular del Juzgado de Instrucción número 6 de Madrid, Ramiro García de Dios, considera que los denunciantes han incurrido en “abuso de demanda” y “fraude de la ley procesal” al basar su querella en hechos que ya se determinó en una resolución judicial anterior que no eran "constitutivos de delito alguno, ni contener el libro aportado notitia criminis alguna".

El juez considera “cosa juzgada” la denuncia de las asociaciones de víctimas y Domínguez en un auto en el que rechaza reabrir una causa que ya sobreseyó, deniega la personación de las citadas asociaciones e inadmite el recurso contra esa decisión. “La apreciada temeridad habrá de aparejar a las entidades y persona física la imposición de las costas procesales causadas, si las hubiere, y la imposición de abono de los honorarios de la representación y defensa de don Juan Jesús Sánchez Manzano y la perito Tedax número 16.732”, afirma García de Dios en el auto al que ha tenido acceso eldiario.es.

En la resolución razonada, que tiene fecha de 11 de julio, el juez realiza una descripción cronológica del intento de los demandantes por resucitar judicialmente el bulo de la utilización de dinamita marca Tytadine en los atentados de los trenes, el falso hecho con el que los autores de la teoría de la conspiración intentaron introducir la tesis de la participación de ETA en la masacre.

Todo comienza con la presentación de una denuncia ante el citado juzgado por parte de la Fundación Denaes, la organización ultra liderada por Santiago Abascal. Dos semanas después, García de Dios archivó el caso y el 6 de julio el auto devino firme. Al día siguiente,  la AVT, la Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11-M y Domínguez optaron por presentar otra denuncia en los juzgados de Plaza de Castilla.

11mcartasaldirector

1 comentario:

Anónimo dijo...

Yo no creo los servicios secretos occidentales utilicen dinamita eso no es mas que distraccion para salirse por la tangente.