martes, 29 de julio de 2014

Noticias del frente bélico sirio

El EIIS que Obama lanzó contra Iraq con toda clase de armas, equipamiento y sistemas sofisticados de comunicación, ha conseguido ser frenado en Siria tras un irrupción espectacular, vinculada a un enorme número de efectivos sub-humanos (son animales adiestrados por la banda terrorista OTAN) que atacan en oleadas. Como pueden comprobar ni molestan a Israel, ni a Jordania (que la tomarían en cuestión de horas) ni atacan el norte de Iraq que se lo entregaron a la facción más reaccionaria de los kurdos.

En los últimos días el Ejército sirio ha llevado a cabo fuertes enfrentamientos con los terroristas del Estado Islámico (EI) tras un ataque lanzado por éstos en tres frentes en las provincias de Raqqa, Hassaka y Alepo. La ofensiva del EI muestra que esta organización puede replantear su estrategia y dirigir sus ataques contra el Ejército sirio una vez que ha logrado derrotar a las otras fuerzas, como el Ejército Sirio Libre, prácticamente desaparecido del campo de batalla, el Frente Islámico o el Frente al Nusra.

Combates en Raqqa

La ofensiva comenzó el día 24 de Julio con una acción suicida contra la base de la 17 División del Ejército en la provincia de Raqqa, que estaba defendida por unos 300 efectivos. Según fuentes militares, el ataque de los miembros de EI, unos 6.000 que utilizaron armas pesadas, constituyó, de hecho, el mayor del EI contra posiciones del Ejército desde el inicio de la guerra, hace algo más de tres años. El asalto, según la fuente, se inició con el avance de un camión bomba conducido por un suicida de nacionalidad saudí sobre los puestos avanzados de la División 17, intento que fue frustrado antes que el vehículo alcanzara su objetivo.

En su avance, los terroristas del EI lograron ocupar una colina cerca de las posiciones de las Fuerzas Armadas, hasta que las tropas gubernamentales lanzaron sobre ellos dos misiles Scud, uno de los cuales impactó en la propia colina, mientras el otro destruyó un centro de control y mando del EI. Fuentes militares hablan de decenas de terroristas muertos en estos ataques. Sin embargo, la ferocidad del asalto y la disparidad de fuerzas llevaron a los militares a decidir la retirada, bien a pueblos cercanos, cuyos residentes se oponen al EI o a la cercana base de la Brigada 93. Unos 50 militares fueron capturados en la batalla y luego bárbaramente decapitados en una acción recogida en vídeos publicados en Internet.

Con posterioridad, cazabombarderos que despegaron del aeropuerto de Tapka, también en la provincia de Raqqa, bombardearon las posiciones del EI en diversos lugares, incluyendo en la ciudad de Raqqa, Otra ofensiva del EI fue dirigida contra la sede del Partido Baaz en la provincia de Hasaka. Varios terroristas lograron penetrar en la edificación antes de ser abatidos. A consecuencia de las detonaciones de los chalecos explosivos que portaban los militantes varios miembros de la dirección provincial del Partido perdieron la vida. 

Este ataque fue acompañado de otro llevado a cabo por los militantes contra el Regimiento 121 en Al Milbeh, en el norte de la provincia de Hassakah. Existen diferentes versiones sobre el resultado de los combates. Aunque los militantes afirmaron que habían tomado la base al cabo de una lucha de tres días, fuentes militares dijeron al diario As Safir que esto no era cierto y que las tropas habían rechazado el ataque del EI.

El lunes pasado el Ejército inició un operación en el sur de la provincia de Hasakah, donde se enfrentó a los militantes del EI haciéndoles retroceder más de 15 kms al sur de la capital. En esta operación, el Ejército contó con el apoyo de las fuerzas de defensa nacional y de las fuerzas de autodefensa kurdas, a las que se han unido unos 1.000 militantes del PKK, una organización que lucha por la independencia de la región kurda de Turquía. Varias bases del EI fueron atacados.

Combates junto al aeropuerto de Quayres en Alepo

La tercera ofensiva fue dirigida contra el aeropuerto militar de Quayres en la provincia de Alepo, pero fue rechazada tras violentos combates.  Según diversas fuentes, fuertes enfrentamientos han tenido lugar entre las fuerzas del EI y las fuerzas sirias en el perímetro del aeropuerto, mientras que la aviación siria ha bombardeado diversas zonas situadas al norte del mismo. El Ejército de Siria informó el domingo que sus fuerzas en Homs recuperaron el campo de gas de Al Shaer, que estaba en manos del EI desde el pasado 18 de julio, luego de más de una semana de duros combates.

Los puntos débiles del EI

Pese a que la triple ofensiva del EI ha supuesto un gran esfuerzo para la organización, diversas debilidades de la se han puesto de manifiesto. En primer lugar, el EI ha logrado vencer a las milicias rivales en el Este de Siria debido a que buena parte de las mismas han sido absorbidas por el EI, con el que compartían en buena medida una ideología extremista. Sin embargo, esto cambia a la hora de enfrentarse con el Ejército, que tiene además una capacidad de fuego superior. Al mismo tiempo, las tácticas del EI de lanzar ataques mediante oleadas humanas son muy costosos en términos de bajas. Aunque cuenta con notables medios humanos tras la incorporación de diversos grupos y combatientes extranjeros en sus filas, el EI ha sufrido miles de muertos en Siria e Iraq en las últimas fechas y esto continuará.

Al mismo tiempo, la continuación de los ataques aéreos contra sus cuarteles generales y campos y sus convoyes dificulta las maniobras y los movimientos del EI. El empleo de drones y de la fuerza aérea continúa causando una sangría y destrucción de equipos militares a la organización. Esto se incrementará en Iraq con la llegada de más aviones rusos Su-25 para el Ejército iraquí y otros para el Ejército sirio.

Por último y más importante, el EI carece del apoyo popular. Según una reciente encuesta de un medio británico, el EI sólo cuenta con el respaldo de un 4% de la población siria. Su expansión llevará a que la mayoría de la población siria de agrupe aún más en torno al gobierno y sus fuerzas. Los cristianos sirios han tomado buena nota de la expulsión de los cristianos iraquíes de la ciudad de Mosul y la destrucción de sus iglesias y el saqueo de los monasterios. También los shíies y alauíes de Siria conocen que la batalla contra el EI es una por su propia supervivencia.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Lo que se intenta es debilitar a Siria antes de la ofensiva final de occidente mientras trabajan en tambien debilitar la posicion politica de Rusia en el mundo y crear conflictos que opaquen lo que sucede en el Medio Oriente.
Pronto haran una barbaridad en Latinoamerica en represalia por su posicion en los ultimos tiempos.