martes, 29 de julio de 2014

Una Iglesia golpe a golpe

Pocos días después de que la Iglesia Católica- personalizada por el cura de la madrileña Iglesia de los Jerónimos- clamase por un “nuevo alzamiento militar” celebró otra misa golpista en Santander que contaba con la presencia del general Blas Piñar (foto) hijo de un connotado fascista. Por cierto ¿cómo llegó este tío hasta general? Pues más de lo mismo: todo atado y bien atado.

(Madrid 21 de julio).- Dos días después de que el sacerdote de la madrileña Iglesia de los Jerónimos solicitase delante de los descendientes de Francisco Franco un “nuevo alzamiento militar” para salvar España, y en plena tormenta política después de que Izquierda Unida anunciase que se querellará contra este cura en base a su homilía “fascista y violenta”, la Iglesia ha vuelto a homenajear a Francisco Franco y a todos aquellos “valientes” que propiciaron la “salvación de España”.

La Iglesia cobija a los nostálgicos

El acto ha tenido lugar este domingo en Santander, municipio cántabro emblema para la extrema derecha. Organizado por la editorial franquista Fuerza Nueva y por la Fundación Nacional Francisco Franco, en esta ocasión ha sido la parroquia del Santísimo Cristo la encargada de dar cobijo a los nostálgicos de la dictadura.

En sintonía golpista

Una celebración religiosa en plena sintonía con la que se ofició el pasado viernes en Madrid. Si el sacerdote de la iglesia de los Jerónimos realizó un llamamiento golpista y defendió la emergencia de un nuevo alzamiento nacional que salve a España de la crisis espiritual que atraviesa, en Santander la parroquia del Santísimo Cristo celebró su eucaristía en torno a la figura del general del ejército Blas Piñar Gutiérrez.

Pasado y presente golpista

Hijo del fundador de Fuerza Nueva, Blas Piñar Gutiérrez fue arrestado en junio de 2008 tras acusar a la cúpula militar de haber convertido al Ejército en “una institución no sólo ciega, sorda y muda sino, además, insensible, sumisa y desvertebrada”. No era la primera vez que el general suscribía un texto golpista. En 1981, cuando aún era capitán, fue uno de los promotores del llamado “Manifiesto de los 100”, que arremetía contra la prensa y apoyaba a los implicados en el 23-F.

Manifiesto vertebrador de las misas

La misa celebrada en Santander también ha girado en torno al manifiesto difundido por la Fundación Nacional Francisco Franco -organizadora de la eucaristía- en la que se promueve un Golpe de Estado. En dicho manifiesto, que sirve de elemento vertebrador de ambas ceremonias religiosas, se apuesta decididamente porque el Ejército ponga fin al actual sistema democrático. 

Promoviendo el golpismo

“A cuantos sentís el santo amor a España, a los que en las filas del Ejército y la Armada habéis hecho profesión de fe en el servicio de la Patria, a cuantos jurasteis defenderla de sus enemigos hasta perder la vida, la Nación os llama a su defensa”, afirma el manifiesto promovido por la fundación franquista. A su entender, “la situación de España es cada día más crítica” por lo que se precisa que “el Ejército, la Marina y fuerzas de Orden Público se lancen a defender la Patria”.

El Plural

1 comentario:

Anónimo dijo...

Eso mientras se vende a los fieles las virtudes de un Papa "excentrico" que solo es un bufon mas en la corte del sistema.
Pronto veremos predicar la necesidad de la union de las iglesias comos si fueran corporaciones.
Y eso a pesar de las "insalvables" diferencias de la fe durante siglos.
Razones politicas aconsejaran hacerlo.