jueves, 25 de septiembre de 2014

Al Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro.

Querido Nicolás: Tuve el placer de escuchar tu discurso en la Asamblea General de las Naciones Unidas.

Fue un pronunciamiento valiente y brillante, a la altura del heroico Presidente Hugo Chávez, quien en ese mismo sitio fue capaz de descubrir la diabólica política del imperio que amenaza la vida de nuestra especie.

Ese mismo día finalizada la reunión en la ONU, tuve también el privilegio de ver el emocionante encuentro que tuviste en el Bronx con niños, jóvenes y adultos que, con enorme orgullo, expresaron los valores y sentimientos de esa área de la ciudad de Nueva York. Las imágenes de los que allí expresaban los sentimientos de lo que un pueblo desea y merece vivir, son inolvidables y constituyen un mensaje de paz. El recuerdo de Hugo Chávez no dejó de estar presente un solo segundo.

Todavía emocionado por tan inolvidables recuerdos, te envío un fuerte abrazo que ruego hagas extensible a tu delegación y a tu valiente pueblo.

Fidel Castro Ruz

Septiembre 24 de 2014




2 comentarios:

Anónimo dijo...

Desde luego le falto decir que la tribuna de la ONU olia a azufre de nuevo.

Desde luego a Maduro como latino y luchador por un mundo mejor no le haran caso, en realidad hace falta otra ONU o algo mejor que la ONU que no a azufre huele a mierda.

Iris van Kirsten dijo...

Un orgullo ver como desde países pequeños pero dignos de nuestra América Latina se dicen unas cuantas verdades a los poderosos del mundo...aunque sepamos que no las han de oír, ni les importan.