lunes, 29 de septiembre de 2014

Un interrogante nos mortifica

¿Tendría la agenda muy ocupada Rafael Larreina?

El Opus Dei concluyó los actos de celebración con motivo de la beatificación de Álvaro del Portillo, sucesor de san Josemaría Escrivá de Balaguer. Una multitud de más de cien mil personas arroparon la movilización.

Entre los asistentes a este acto de una de las sectas más peligrosas del cristianismo por su contenido ideológico de extrema derecha, rostros conocidos.

Asistieron entre los representantes políticos los ministros de Economía, Luis de Guindos; y del Interior, Jorge Fernández Díaz; además del fiscal general del Estado, Eduardo Torres-Dulce; la presidenta de Navarra, Yolanda Barcina; y el director general de la Guardia Civil, Arsenio Fernández de Mesa o el Embajador en el Reino Unido, Federico Trillo o el exministro y exparlamentario europeo Marcelino Oreja Aguirre, el consejero de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid, Borja Sarasola; el exalcalde de Madrid, José María Álvarez del Manzano; 

Ignoramos si excusaron su incomparencencia: Ana Mato, ministra de Sanidad, José Manuel García Magallo ministro de Asuntos Exteriores... y Rafael Larreina euskaldun de barba y bigote, dirigente de Eusko Alkartasuna y diputado en las Cortes del régimen español por la coalición Amaiur que logrará la independencia del País Vasco estrechando la mano del Rey "Emérito" (en España no tenemos dos reyes, tenemos cuatro) Juan Carlos I de Franco.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Si asistieron cien mil personas algo anda muy mal en la sociedad espanola.