martes, 30 de diciembre de 2014

¿Desaparece otro avión?

Los aviones de las aerolíneas de Malasia se están cayendo y lo que llama la atención no es que caigan, es cómo lo hacen.

Del primer avión no se sabe nada de nada, no apareció ni un chaleco salvavidas de los que flotan solos. Se perdió en un silencio total. ¿Los extraterrestres?

Al segundo avión le tocó en Ucrania, vía terrorismo. Se tienen los restos porque no se los podía tragar la tierra pero no pudo decir ni pío, un desenlace fulminante del que al principio se responsabilizo a los rusos y se alborotaron los medios, después no fueron los rusos y todo los medios se callaron. Un silencio cómplice dicen algunos.

Y ahora este nuevo avión que está en la fase de que si aparece o que no aparece pero que tampoco dijo ni pío. ¿Otra vez los extrarrestres?

Es curioso porque el avión de Cubana de Aviación derribado en Octubre de 1976 con una bomba terrorista, los sistemas sí funcionaron y quedó grabada para la historia la lucha desesperada de la tripulación para salvar los pasajeros y a ellos mismos.

Y si estamos en la era de la alta tecnología… ¿acaso vamos a peor? Por un “si acaso”, deberían instalar equipos de los viejos para una emergencia.

Los que se dedican a estudiar el problema de la suerte dicen que la mala suerte puede obedecer al karma o destino del sujeto, pero eso son tonterías, algo raro sucede.

Incluso la idea de que occidente le venda a Malasia cachivaches voladores que no tienen ninguna seguridad a mediano plazo, se justificaría por la forma en que colapsan todos los sistemas en conjunto, algo creíble, pero eso sería malo para el negocio.

¿Sospechar que  algunos vivos estén apostando a hundir el valor de esa aerolínea para comprarlas con una mínima inversión y luego reflotarlas?  Algo probable.

¿Pero como lo hacen tan limpiamente? Ahí esta el detalle.

Curiosamente, ese escenario de terror se proyecta muy lejos, en el oriente, por acá en nuestro occidente se dan muchas  emergencias en el día a día, todo responde bien y no pasa nada. Tenemos un karma divino.

Por si acaso de  momento, todo el que tenga  dos dedos de frente no debe montarse en un avión de ese país ni loco mientras se aclaran las cosas.

El valor de esas aerolíneas en el mercado también cae según caen sus aviones, es la triste realidad del "business": cuando más los necesitas, salen corriendo.

Antonio González

Nota del blog: Se han recuperado más de 40 cadáveres en la zona donde han encontrado, hace pocas horas, algunos restos del avión de AirAsia

No hay comentarios: