miércoles, 28 de enero de 2015

En tratamiento médico, en paro y había entregado su casa al banco

Un requerimiento de Hacienda que le reclamaba un pago de 400 euros, lo empujó al suicidio. Si estos no son crímenes de Estado ¿cómo los llamaríamos? Podríamos decir legislación burguesa que favorece al millonario y empuja a la muerte al obrero.

Un activista de la plataforma Stop Desahucios de Córdoba,(omitimos su nombre, nota de blog) se ha suicidado este viernes (por el viernes pasado, nota de blog) arrojándose desde un tercer piso tras recibir una notificación bancaria para abonar una deuda impositiva de 400 euros. El hombre, de 38 años, estaba en paro desde hacía tiempo, al igual que su esposa, y tenía una hija de ocho años.

Fuentes de la Plataforma en Córdoba han explicado que el trágico suceso se produjo a primera hora de la mañana en la calle de Cartago. El hombre había vuelto de llevar a su hija al colegio y al llegar a su domicilio se encontró una notificación de Hacienda para hacer frente al pago de 400 euros de impuestos patrimoniales. Agobiado por su situación, decidía tirarse por el balcón, falleciendo en el acto. Su esposa, que se estaba fuera en ese momento, se enteró de lo sucedido al ver el dispositivo policial en el portal.

El joven recibía tratamiento psicológico. Hace varios meses, al no poder afrontar la hipoteca de su casa y antes de que sus padres, que le avalaron con su propia vivienda, se quedaran en la calle decidió llegar a un acuerdo con la entidad bancaria para realizar una dación en pago.

Sin alquiler social

La plataforma denuncia que no pudo acceder siquiera a un alquiler social, y que mientras su vivienda permanecía cerrada, la familia tenía que ingeniárselas y recurrir a familiares y amigos para pagar el alquiler del piso en el que residían ahora y poder comer. Desde mediados del pasado año, era miembro de Stop Desahucios, y había participado activamente en actividades y manifestaciones organizadas por el grupo.

Se trata del segundo caso similar en menos de tres meses en la capital cordobesa, donde a mediados de noviembre otro hombre de 50 años se arrojó al vacío tras conocer que su familia, con la que mantenía ciertas rencillas, iba a desahuciarlo de la vivienda que ocupaba.

Diario de Córdoba

1 comentario:

Anónimo dijo...

Y podemos estar seguro lo peor no ha llegado aun, van por una guerra contra el mundo incluido su propia población que se beneficiaba del goteo o como llamaban a la compra de voluntades a favor del capitalismo.

Ahora quizás detengan el programa de exterminio para conseguir el apoyo contra Rusia con la invocación desde los púlpitos a la lucha.