jueves, 29 de enero de 2015

Hasta en la cacería, Franco sigue vivo

Nueva norma para la Ley de Caza en Castilla La Mancha, comunidad que dirige la neofranquista Dolores de Cospedal como si fuera su cortijo.

Un nuevo punto se añade a la Ley de Caza regional

Se considerará hecho muy grave que cualquier persona moleste la actividad de lo que llaman "arte de la caza"  de manera consciente o inconscienteLa cuestión es no molestar a los ricachones y sus politiquillos lamebotas.

La sanción será de entre 3.001 y 30.000 de euros.


2 comentarios:

Anónimo dijo...

Se excluyen los ricachones de la lucha por el respeto al Medio Ambiente y como los tiempos del medioevo eso queda para su exclusivo gozo y disfrute.

De ahi a la caceria con piezas humanas hay solo un paso….el que se comience a ver como algo normal que puedan exhibir en sus mansiones las cabezas de sus víctimas.

José Koba dijo...

Yo soy cazador y además me he criado en el campo. El que la gente vaya al campo a recoger setas, espárragos o simplemente a pasear ha sido siempre algo normal (yo mimo lo hago) y no sé en que forma puede alterar la caza.

Lo que pasa es que esos seres infrahumanos, absolutamente inútiles e inservibles como son los terratenientes y burgueses no quieren que el "populacho" entre en sus propiedades y les moleste en sus actividades de "mariconas" que nada tienen que ver con la caza real. Estos mamarrachos que van a lo que ellos llaman caza con corbata, zapatos y una ropa ridícula no tienen cojones de andar 50 km campo a traves buscando la pieza. Eso es cazar. Ellos prefieren que otros les batan y les echen los animales a los huevos e incluso lleva a alguien que les cargue las escopetas. Lo mismo que al sapo del pardo les ponen las reses (muchas domesticadas) a tiro fácil.

Lo de Castilla-La mancha no sucedía ni con Franco. En esto, como en otras muchas cosas, la Dictadura del Capital es mucho más dura que entonces. Para eso hicieron la "Transición".

Por último, y adelantándome a algun comentario de progres urbanitas de "alma sensible", decirles que el 90% de los cazadores son obreros y campesinos y que insignes revolucionarios como Fidel Castro o Stalin fueron cazadores.