domingo, 25 de enero de 2015

Se ofrecen a Hezbolá para liberar el Golán

Un grupo sirio relativamente desconocido, la Resistencia Popular del Golán sirio ocupado (RPG), se ha dirigido al secretario general de Hezbolá para anunciar su voluntad de unirse a la alianza para la liberación del Golán sirio ocupado.

Conquistada por Israel desde la guerra de 1967, la parte occidental de la meseta del Golán fue anexionada a Israel en 1981. Desde el punto de vista del Derecho Internacional constituye un territorio ocupado.

“Nosotros, los jóvenes del RPG, cuya tierra ha sido regada por la sangre de los mártires heroicos, incluyendo nuestro dirigente Abu Isa y todos los demás, decimos a Su Eminencia el secretario general de Hezbolá, Sayyed Hassan Nasralá, que la tierra del Golán ocupado templará por nuestros pies y, al lado de la Resistencia Islámica en el Líbano, actuaremos para sacudir el trono de los sionistas”, escribió en el comunicado publicado por este grupo.

Abu Isa no es otro que Mohammed Isa, un comandante de la Resistencia, que cayó mártir al lado de otros cinco combatientes de Hezbolá y de un general iraní de los Guardianes de la Revolución en el ataque israelí a Quneitra el domingo pasado.

Según el sitio de información libanés Al Hadath News, la RPG es un grupo que fue formado al día siguiente de los primeros ataques aéreos israelíes contra Siria. Él nacio para afrontar las agresiones israelíes y liberar el Golán. Es él el que reivindicó hace un año y medio una operación de ataque con cohetes contra una posición israelí en el Yabal al Sheij (Monte Hermon) en respuesta a los ataques perpetrados por la aviación israelí contra la montaña de Qassiun, en las promidades de Damasco.

“La sangre de los mártires no será en vano. La respuesta está próxima  y será llevada a cabo por jóvenes combatientes de la RPG, que actuarán a partir del Golán”, indicó el comunicado.

Al Manar

1 comentario:

Anónimo dijo...

El Golan es agua para Israel y occidente no permitiria su liberacion.

Eso aunque la Biblia no menciona para nada las alturas de Golan pero el fanatismo es fanatismo.