sábado, 25 de abril de 2015

Ay Felipe de la Banda terrorista OTAN...

Dice Felipe González que "posee importante información sobre Podemos y sus relaciones con Venezuela que irá desgranando durante las próximas semanas" También la poseía de los GAL y siempre se hizo el sueco sobre sus relaciones con aquella banda terrorista. Solo en una ocasión desgranó un dato que le hizo ponerse los galones de la X.


Han pasado muchos años y al fin Felipe González Márquez se ha animado a aclarar definitivamente, y a su estilo, cobarde, que él era el señor X del famoso organigrama de los GAL que en su día elaboró e incorporó al sumario 1/88 del Juzgado Central 5 de la Audiencia Nacional el magistrado juez Baltasar Garzón Real. Lo ha hecho en unas declaraciones pavorosas a Juan José Millás en el diario El País que han sido ampliamente comentadas, pero que no puedo dejar de analizar.

Sus declaraciones a Millás en El País acreditan la catadura, la condición moral del ex Pte. del Gobierno. Como hemos mantenido desde el primer día quienes, pese a las presiones, amenazas, espionajes ilegales y demás prácticas obstruccionistas de su Gobierno, dijimos que era imposible que unas decisiones del calibre de secuestrar a un anciano viajante de comercio, asesinar a treinta personas o saquear el dinero público destinado a la lucha antiterrorista se adoptaran sin su conocimiento y autorización.

Por vez primera Felipe González reconoce que, como las actuaciones de los GAL tenían una enorme repercusión en las relaciones con el Gobierno francés, “la información tenía que llegar hasta mí por las implicaciones que tenía". Es evidente que no podía ser de otra forma. Él se refiere en su conversación con Millás a la propuesta de asesinar, volándola por los aires, a la cúpula (foto de abajo , nota de este administrador). Pero parece sensato deducir que lo mismo sucedería con la decisión de secuestrar a un anciano, de ametrallar bares a quemarropa indiscriminadamente, de colocar bombas bajo los coches (...) en plena calle o disparar a la cabeza a los etarras, todo ello en territorio francés.

blogs.elconfidencial.com


1 comentario:

Anónimo dijo...


En aquellos tiempo ya existian los planes de asesinatos selectivos "democraticos" y acusaban a sus victimas de matar a otras personas.

Es la farsa de siempre, lo que sucede el ahora cobra por hablar y a la vez busca lo sobrelleven i diras cosas que al sistema no le conviene, es chantaje.

Que se cuide que le organizan un accidente o una enfermedad terminal en un dos por tres.