domingo, 26 de abril de 2015

El "milagro" del trilero

La recuperación económica de la que se jacta Rajoy es más falsa que Judas y el propio Mariano. Dicha recuperación ha llegado para las grandes empresas que fueron socorridas por los bancos arruinados y rescatados con nuestro dinero y, por arte del trilero, se extrapola al resto del Estado. Esas empresas solo invierten fuera del país mientras España está en deflación técnica, pues no hay consumo interno o es muy débil, como lo refleja, mes tras mes, una inflación negativa vinculada a una casi cero demanda porque quien tiene trabajo y un salario de mierda se limita a sobrevivir, y no puede permitirse un capricho. Para esa gente- la inmensa mayoría de la población- no hay recuperación alguna ¿o es que no vemos las colas del hambre? El milagro de Rajoy es una farsa según el semanario The Economist. Ahora dirán que los ingleses nos tienen envidia. Lo que muchos envidiarán es poseer una moneda propia como la tienen ellos.


La influyente revista repasa la reacción del presidente tras los últimos datos de la Encuesta de Población Activa (EPA). Rajoy aseguraba que había que "celebrar" que el paro descendía poco más de 13.000 personas, mientras olvidaba mencionar que se había perdido 114.000 puestos de trabajo.

Para el semanario, "Rajoy no está haciendo su trabajo", asegura en el titular del artículo que ilustra con casos de personas que no llegan a final de mes pese a tener un contrato de trabajo. "La brecha entre las cifras económicas que defiende el gobierno y la vida real de muchas personas explica por qué el Partido Popular del señor Rajoy (PP) se ha perdido la mitad de su apoyo desde que ganó la mayoría absoluta en las elecciones generales de 2011", señala el texto.

Para 'The Economist', la alta tasa de trabajos temporales y a tiempo parcial no son una solución ni reflejan una salida adecuada de la crisis económica. Citando historias de desahuciados, de parados sin prestación y de la gente que vive de la caridad, la revista pone énfasis en que "Cáritas ayudó a uno de cada veinte españoles el año pasado".

"Muchos españoles son como Elsa y su marido; ni son empleados del todo, ni totalmente desempleados", asegura el semanario, que habla de este matrimonio del madrileño barrio de Vallecas, sin apenas ingresos, sin pagar su hipoteca y sin poder encontrar un empleo que les garantice alejarse del umbral de la pobreza.

"Amiguismo y corrupción"

Para la revista, "la reputación del PP como un gestor de confianza de la economía se ha visto afectada por el amiguismo y la corrupción", y pone como ejemplo la detención de Rodrigo Rato, "el ex ministro de Economía del PP y jefe del FMI".

"La recuperación económica de Rajoy ha llegado demasiado tarde para salvar a su partido en las elecciones regionales y municipales", advierte el semanario, que duda de las previsiones del Ejecutivo sobre la creación de empleo antes de las generales.

Público

1 comentario:

Anónimo dijo...

Por el camino que va Espana solo hya que esperar a 2018 y se acabo, por lo demas ellos no se preocupan de los desocupados y desempleados que ya son considerados como sobrantes.

Desde luego ellos no pueden decir otra cosa porque no tienen otra propuesta ante la incapacidad de rebelarse contra el sistema.

Mientras tanto lo que vale para ellos es el termina y vete para la Florida con tu dinerito.