jueves, 23 de abril de 2015

Entre cocas y capullos

Alan García ex presidente de Perú, pretende defender, en su calidad de abogado, a los instigadores de actos terroristas, Leopoldo González y Antonio Ledezma. Por su parte Felipe González (el capullo de la rosa) se afana por representar el papel de asesor. De Felipe lo sabemos todo y de Alan García también, incluso que está salpicado por escándalos vinculados al narcotráfico de cocaína. Dios los cría...

La relación entre el partido de Alan García, APRA y el narcotráfico comenzó en 1980 al destaparse que el empresario Carlos Lamberg, financiaba al partido.

Desde entonces, se han multiplicado sucesos similares hasta llegar a abril del 2013, cuando el programa de TV “Cuarto Poder” reveló que durante el segundo gobierno de Alan García, este mandatario indultó a 5.500 presos, entre ellos a 400 sentenciados por narcotráfico



1 comentario:

Anónimo dijo...

Ahora Felipe se salio con que va a apelar a isntancias internacionales la declaracion de persona no grata en Venezuela.

Estan tan idiotizados que se creen los deben aceptar como son por la gracia de Dios y los misiles de la OTAN.

O es que le pagan bien por el escandalo ?