martes, 28 de abril de 2015

Pacífico, una guerra diferente

El día 7 de diciembre de 1944 el gobierno japonés ejecutaba en la horca al hombre que había dirigido el  Grupo Ramsay, el espía soviético  Richard Sorge que había trasmitido al Alto Mando de la Unión Soviética que Japón no estaba en condiciones de emprender una guerra terrestre contra contra la URSS por carecer de la base material para ello.

El Alto mando hitleriano como una consecuencia de la derrota en Moscú, de inmediato le declaró la guerra a los Estados Unidos, buscando que Japón hiciera lo mismo con la URSS en reciprocidad como aliado dentro del Eje Berlin-Roma-Tokio.

El Japón bloqueado por doquier por las potencias occidentales, no tenía otra opción que la guerra y después de la derrota  alemana en los alrededores de Moscú se lanzaron a una gran ofensiva pero contra Occidente en todo el Pacifico.

Existen evidencias de que el gobierno  estadounidense conocía los planes japoneses desde antes del ataque pero no tomaron ninguna medida defensiva.

La guerra en el Pacifico se desarrollaba en un vasto territorio y  en realidad casi todas las operaciones eran navales y aéreas, que no se parecen en nada a las desarrolladas en Eurasia con millones de hombres y extensos territorios en grandes batallas.

De la lucha en la parte continental que fue la que costó más vidas, la inmensa mayoría entre la población civil, poco se ha hablado por el hecho de que los  movimientos que se enfrentaron a los invasores eran liderados por los partidos comunistas.

Esta guerra del Pacifico es muy conocida a través de las películas de Hollywood las que, en general, solo son dramas insípidos de buenos y malos al estilo de los viejos western y que dicen muy poco de lo que sucedió realmente allí.

Apenas los aliados  occidentales le destruyeron varios portaaviones, el Alto Mando Japonés se vio obligado a pasar a la defensiva, lo que se llamo el punto de inflexión ocurrió en una fecha tan temprana como junio de 1942 en que todo estaba decidido y se descubría que Japón no estaba preparado para la guerra en el mar tampoco.

La guerra en el Pacifico sí fue una guerra con un  elevado costo de vidas humanas por los grandes  bombardeos contra ciudades habitadas y sobre todo el comportamiento criminal de los ocupantes japoneses en los territorios ocupados.

Los movimiento populares debilitaron el poderío japonés y así contribuyeron a su derrota, algunos como en China, Corea y Vietnam sobrevivieron a la guerra para después tener que enfrentar a las potencias occidentales en nuevas guerras.

En el Pacifico nada cambió, los pueblos solo cambiaron de enemigo.

Antonio González

No hay comentarios: