jueves, 23 de abril de 2015

Yemen: la primera derrota de la Casa de los Saúd

Tras 27 días de intensos ataques aéreos que han causado la muerte de 3.000 yemeníes, incluyendo centenares de mujeres y niños, y después de la destrucción de numerosas infraestructuras de ese país, el más pobre de la Península Arábiga, Arabia se ha resignado frente a la perseverancia y la resistencia del pueblo yemení.

Riad anunció el martes de forma extraña el fin de la ofensiva militar bajo el pretexto de que los ataques aéreos “han logrado con éxito la eliminación de las amenazas que pesaban sobre Arabia Saudí y los países vecinos”.

¿Qué obligó a Riad a tomar esta decisión?

Según fuentes citadas por el periódico libanés Al Akhbar, los últimos acontecimientos sobre el terreno que han marcado las últimas 24 horas han obligado a Riad a tomar esta decisión:

1 – Irán alertó a varios países europeos, que a su vez informaron a EEUU y Arabia, que no permanecería de brazos cruzados frente al uso de la violencia excesiva contra civiles. Teherán envió al Mar Rojo un convoy de 9 buques, incluyendo dos navíos de guerra.

2 – Los servicios de información militar de los países de la coalición árabe y de ciertos países extranjeros informaron del fracaso de 15 intentos de asesinato dirigidos contra los dirigentes de Ansarulá, incluyendo su líder Abdel Malik al Huthi.

3 – Las fuerzas revolucionarias yemeníes llevaron a cabo un ataque en la frontera matando a varios soldados saudíes. Riad impuso una censura informativa total sobre este hecho en un momento en el que el Ministerio del Interior saudí decretó un estado de máxima alerta para contrarrestar cualquier atentado contra instalaciones petrolíferas y económicas en el reino wahabí.

4 – El martes por la mañana, el secretario de Estado de EEUU, John Kerry, telefoneó a su homólogo iraní, Mohammad Yavad Zarif, para informarle que Washington estaba dispuesto a convencer a Arabia Saudí para que detuviera la guerra y quería una cooperación en el relanzamiento del proceso político en Yemen.

5 – Al mediodía del martes los iraníes recibieron la confirmación de que Arabia había aceptado detener los ataques y la detención de su ofensiva bautizada “Tempestad Decisiva”, pero se les informó que Riad quería bombardear las agrupaciones de los huthis en el Sur con el fin de permitir el regreso a Adén del presidente saliente y fugitivo Abed Rabbo Mansur Hadi, cosa que no ha logrado hasta el momento.

Reacción de los huthis

Poco después de que se anunciara que Arabia Saudí había anunciado el fin de la Tempestad Decisiva, el movimiento shií Ansarulá informó al Sultanato de Omán que esta medida era una detención de la agresión decidida de forma unilateral por Arabia Saudí y que el movimiento no había ofrecido nada a cambio. “Son los saudíes los que no han podido tomar por la fuerza el país y tampoco lo podrán hacer por medio de negociaciones políticas”.

Ansarulá ha reiterado su rechazo total a toda injerencia extranjera en el diálogo entre yemeníes.

El fiasco de la “Tormenta Decisiva”

Tras 27 días de ataques sin interrupción, la operación “Tempestad Decisiva” ha finalizado mientras los saudíes intentan camuflar su fracaso gritando “victoria” y afirmando que “han logrado sus objetivos”.

Arabia Saudí lanzó el 26 de Marzo la operación “Tormenta Decisiva” tras el avance de las fuerzas del Ejército y Ansarulá en Yemen y la retirada de los partidarios de Abed Rabbo Hadi Mansur, presidente huido del país.

Tan pronto como el inicio de esta agresión tuvo lugar, la cadena de televisión saudí Al Arabiya pretendió que diez países, incluyendo los del Consejo de Cooperación del Golfo Pérsico, Pakistán, Turquía, Egipto, Jordania y Sudán habían contribuido a esta operación en la que participaban 100 aviones saudíes, 30 emiratíes, 15 bahreiníes, 15 kuwaitíes, 10 qataríes y 6 marroquíes. Arabia hizo todo para lograr sus objetivos políticos y llevó a cabo 2.415 ataques que han causado la muerte a más de 3.000 civiles. 

Arabia no sólo no ha podido hacer volver al poder al saliente y fugitivo presidente Mansur Hadi a Yemen, sino que tampoco logró detener la progresión de los huthis y de las fuerzas populares. El anunció del fin de los ataques el martes supuso el fin de los sueños saudíes en el país vecino.

¿Cuáles son los objetivos que los saudíes afirman haber conseguido en esta operación?

Según el portavoz de la coalición dirigida por Arabia, los cazas saudíes bombardearon y destruyeron supuestamente depósitos de armas y misiles de Ansarulá.

¿Era éste el objetivo que buscaba Arabia Saudí con esta intervención? Evidentemente no. Ningún cambio se ha producido en el terreno político, la situación interior de Yemen es igual que antes del inicio del conflicto y Mansur Hadi continúa huido con la diferencia de que es visto ahora como un traidor por el pueblo yemení por su alianza con los saudíes.

Ansarulá continúa siendo el único actor decisivo en los acontecimientos en Yemen en la medida en que no ha sido debilitado por los complots, las tergiversaciones y los ataques.

El norte de Yemen no ha sido evacuado de fuerzas revolucionarias, que han, por contra, reforzado su control en la capital, y tomado la segunda ciudad, Adén, y varias partes del Sur y Este del país a pesar de los ataques saudíes.

Arabia no ha logrado ninguna victoria militar y ha llevado a cabo un acto de infamia que pasará a los anales de la historia: la masacre de miles de inocentes por nada.

La memoria universal no olvidará jamás este crimen inhumano, otro más, que se suma a la ya larga lista de crímenes de la familia Al Saúd.

Al Manar