martes, 23 de junio de 2015

Como era lógico, Syriza cede pero...

Hasta la próxima amigos, que llegará pronto. La UE es un gigante con los pies de barro, un barro llamado agonía capitalista.

"Hay que ser optimista porque se ha avanzado. Grecia ha presentado una propuesta en la que da marcha atrás en muchas de las cosas que dijo en su día y, por tanto, se puede ser más optimista" (Rajoy que no sabía de dónde iba a sacar los 26 mil millones de euros que le dará a la banca privada española en caso de que Grecia se declare insolvente aunque técnicamente ya lo esté)

"Nuestro objetivo es asegurar las necesidades de financiación del país para los próximos meses. La pelota está ahora en el campo de las instituciones" (Alexis Tsipras)

La pelota... Grecia no tocará las pensiones más bajas (en torno a 400 euros de media), pero retrasará la edad de jubilación (más de 3 millones de parados) y limitará las prejubilaciones. Por otra parte ha implementado un impuesto para los ricos que solo es testimonial, de lavado de imagen.

Unos 20 diputados de Syriza votarán en contra del acuerdo apalabrado por su formación con una UE asustada, perdida, descontrolada que no procura futuro alguno para nadie ni para nada. En consecuencia Tsipras contará con el apoyo parlamentario de quienes llevaron a Grecia a la ruina entre ellos el PASOK. 

De todas maneras no todo está tan claro, quedan por hacer muchas valoraciones desde el punto de vista capitalista sobre este principio de acuerdo y habrán dimes y diretes. 

Nuestro pronóstico: Grecia se tendrá que salir de la UE integrándose en otros espacios económicos, o terminará en lucha armada.