viernes, 26 de junio de 2015

Enfermos de cáncer con cita a las 2 de la madrugada

Ademñas, a veces la dosis no se aplican completas porque la "máquina" se estropea ¿Pero España no estaba creciendo por encima del 3%?? ¿Cómo es que entonces se regalan 120.000 euros para una carroza de mierda y no hay dinero para resolver el problema de la máquina que además, dicen es la causa de que den cita a partir de las 10 de la noche?


Antonio Albaladejo.- Enfermos de cáncer, pacientes de la unidad de oncología del Meixoeiro, denuncian que, desde hace semanas, se interrumpen los tratamientos de radioterapia, se cambian citas, “apenas con unas horas de antelación” y se les da vez para que vayan al hospital de madrugada.

Varios de estos pacientes que reciben radioterapia, afirman que estos cambios son “algo frecuente” y que, muchas veces, las dosis “se quedan a la mitad, en medio de una sesión”, porque, les explican, “la máquina, que nos han dicho que está ya obsoleta, se estropea continuamente”.

En algunos casos, los enfermos han recibido llamadas del hospital a primera hora de la mañana advirtiéndoles que “la sesión de ese mismo día se ha suspendido” y “vuelven a llamarnos a las 6 o 7 de la tarde para que vayamos a las 2 de la madrugada, así que esas veces no volvemos a casa hasta las 3 o las 4”.

No es la primera, ni la segunda vez que esto pasa. En junio del año pasado esto mismo era algo habitual para unos 50 pacientes de oncología: se les daba cita a partir de las 10 de la noche y la sesiones se prolongaban hasta entrada la madrugada, entonces, la explicación que daba el Servizo Galego de Saúde (Sergas), era la misma: ‘la máquina’ se estropeaba.

¿Qué es esa máquina? En realidad se trata de un acelerador lineal, uno de los cuatro que deben de estar funcionando en el Meixoeiro. En abril de 2013, uno de ellos empezó a fallar, tras 15 años de servicio- superando en 5 su vida útil-, fue entonces cuando el Sergas decidió retirarlo y comprar uno nuevo, por un importe final de 1.900.000 €, un aparato que incorpora un sistema de radioterapia guiada por imagen y diseñado para futuras actualizaciones, como informó el propio Servizo Galego de Saúde y que, finalmente, empezó a funcionar en diciembre de 2014.

Vigo al minuto