jueves, 25 de junio de 2015

La piedra en la bota de EEUU

Desde el mismo momento en que unos 300 soldados de las fuerzas especiales estadounidenses que estaban acantonados en una base yemení abandonaron ese país sospechamos que podría ser la señal para que el Reino Feudal de Arabia Saudita y sus secuaces iniciaran una salvaje agresión contra Yemen. El objetivo, a priori, era fácil. Eso creyeron. Fue un error. En estos momentos Yemen se ha convertido en la piedra que mortifica la bota del yanqui, al conformar un nuevo frente antiimperialista en la mismísima retaguardia de EE.UU. en la región. Abaten a tres militares saudíes y a otro de Emiratos Árabes Unidos.

Tres soldados saudíes y un emirati han muerto durante operaciones militares en la frontera entre Arabia Saudí y Yemen, según fuentes saudíes.

Dos soldados de las fuerzas terrestres hallaron la muerte el miércoles por el disparo de un obús que provenía del territorio yemení en el sector de Yizan, precisó el mando de la coalición en un comunicado publicado por la agencia saudí SPA.

Un guardia fronterizo saudí resultó también muerto en el puesto fronterizo de Alab, en la región de Assir, según la misma fuente.

El miércoles, las fuerzas populares de Ansarulá lanzaron más de 100 misiles y obuses contra diferentes bases militares saudíes en las regiones fronterizas de Nayran, Yizan y Zahran, señaló la agencia Yemeni Press.

Un emiratí muerto

El lunes, un suboficial de los Emiratos Árabes Unidos, que participa en la coalición liderada por Arabia Saudí, fue muerto por disparos de los huthis en el sector de Nayran, según la agencia saudí.

En la actualidad, más de 40 militares saudíes y de otros países de la coalición han fallecido desde el inicio de la agresión saudí el pasado mes de marzo.

Por su parte, fuentes yemeníes citadas por la agencia Yemeni Press han contradicho la versión saudí y han asegurado que el suboficial emiratí murió en la ciudad portuaria de Adén.  

Ellas señalan que el suboficial formaba parte de un grupo de 11 soldados emiratíes llegados hace algunos días a Adén.   

“Él murió en enfrentamientos con el Ejército y Ansarulá en la región de Bir Fadl”, señala la agencia yemení.

Según esta versión, los soldados emiratíes tenían como misión la de guiar a los aviones saudíes para arrojar bombas de racimo contra los combatientes yemeníes.

Agencias y periódicos árabes

1 comentario:

Anónimo dijo...

Al parecer las pretensiones de Arabia Saudita de tener bombas atomicas acelero el
proceso de destruccion del pais por occidente.

Occidente nunca permitirua bombas atomicas tan cerca de israel y menos dentro
del territorio de su herencia biblica.