viernes, 26 de junio de 2015

Lo que pueden los compincheos en la oscuridad...

José Bono, el de las Eg-pañas que propició el encuentro secreto entre Pablo Iglesias y Zapatero, mantendrá secretaria y chófer (no sabemos si en el lote irán más cosas), gracias a Podemos. Los colegas suelen entenderse.



Según explican a El Confidencial Digital fuentes bien situadas en el PSOE, las exigencias que Podemos está presentando para facilitar la investidura de presidentes socialistas están siendo distintas en función de la comunidad autónoma en la que se realizan. Y, en este sentido, llama mucho la atención en Ferraz el “doble rasero” de la formación morada en Castilla-La Mancha y en Extremadura.

Ni chófer ni dietas para Ibarra...

En esta última comunidad, recuerdan desde el PSOE, Guillermo Fernández Vara se está encontrando con muchos problemas para llegar a un acuerdo con Podemos para contar con sus votos a favor en el debate de investidura del Parlamento regional. Y todo porque el partido de Pablo Iglesias está poniendo como condición “medidas inasumibles”.

La primera de ellas, la reducción del sueldo del presidente de la Junta y de los cargos públicos a 2.000 euros mensuales. Una exigencia que Vara ha descartado de forma contundente: “A base de salarios bajos, España no va a encontrar una salida”, ha argumentado.

Tampoco se ha mostrado Fernández Vara a eliminar los privilegios que en la actualidad tienen los ex presidentes de Extremadura, y que hasta ahora ha disfrutado él mismo y su antecesor, Juan Carlos López Ibarra: el derecho a un chófer y a dietas a cuenta de la Cámara autonómica.

Tanto Vara como Ibarra han contado en la última legislatura con un conductor y con personal de su confianza, cuyos sueldos salían de las cuentas regionales. En el caso de Ibarra, tuvo que renunciar a su despacho en Madrid después de que se hicieran públicos los gastos que éste cargaba a las arcas autonómicas.

Ahora, el candidato a la presidencia de Extremadura ha descartado la eliminación de esas prestaciones a los que han sido gobernantes de la región. Podemos, por su parte, teme un acuerdo PSOE-PP para que Vara sea investido con la abstención de los populares y que, por tanto, no se elimine un privilegio del que se podrá beneficiar José Antonio Monago.

... pero sí para José Bono

La postura de Podemos en Extremadura choca frontalmente con la que tienen los representantes del partido morado en Castilla-La Mancha. Allí, el partido de Pablo Iglesias ha sido menos exigente con el PSOE de Emiliano García-Page en cuanto a condiciones para pactar se refiere.

En ese sentido, explican las fuentes consultadas, en Castilla-La Mancha Podemos no ha solicitado que José Bono, como ex presidente regional, tenga que renunciar al despacho, al chófer y a la secretaria de los que dispone con dinero de la Junta. Y las fuentes consultadas solo citan a Bono porque el otro ex dirigente autonómico, José María Barreda, sí renunció, de forma personal, a esos privilegios en 2011.

Las fuentes del PSOE consultadas por ECD reconocen que detrás de esa concesión de Podemos a García-Page, y de paso a José Bono, están “las buenas relaciones” que ambos mantienen con la actual ejecutiva regional del partido morado en Castilla-La Mancha y también con Pablo Iglesias e Íñigo Errejón, con los que cenaron en casa del ex presidente de la Junta junto a José Luis Rodríguez Zapatero.


1 comentario:

Anónimo dijo...

Lo de " a base de salarios bajos, España no va a encontrar una salida" es solo para los politicos ¿no? porque para el resto del Pueblo si que parece ser una "salida" lo de bajar los salarios a los mileuristas.