martes, 30 de junio de 2015

Noticias del frente bélico afgano

Ayer se reportaron once muertos en las filas del ejército títere de Kabul, hoy la resistencia afgana ha atacado la embajada de EE.UU. en la capital. El Estado Islámico no ha podido hacer nada para impedir estas acciones.

Once soldados afganos murieron en una emboscada de los rebeldes talibanes en la provincia de Herat, una región del oeste de Afganistán, indicaron este lunes las autoridades locales.

Los insurgentes islamistas, en plena ofensiva de verano contra las fuerzas de seguridad y el gobierno afganos, atacaron a los soldados de madrugada cuando circulaban en un convoy, indicó a la AFP Ehsanullah Hayat, un portavoz del gobierno de Herat. "El convoy fue atacado en el distrito de Karukh. Once soldados afganos murieron en la emboscada de los talibanes", agregó la fuente.

El balance fue confirmado por Najibullah Najibi, portavoz del ejército en el oeste de Afganistán. El ataque tuvo lugar en el marco de la tradicional ofensiva estival de los talibanes, que atacan principalmente al ejército, la policía, el gobierno y las fuerzas militares extranjeras. Hace una semana, los talibanes lanzaron un espectacular asalto contra el parlamento de Kabul, repelido por el ejército, que mató a los siete atacantes.

Una explosión registrada en las cercanías de la Embajada de EE.UU. y la Corte Suprema de Afganistán –en la carretera que conduce desde Kabul al aeropuerto de la capital— ha dejado al menos 5 muertos y 17 heridos, con 3 niños entre ellos, informa AP.

La explosión tuvo lugar en Wazir Akbar Khan, uno de los lugares más ricos de la capital afgana, donde se encuentran las embajadas de EE.UU. y de Canadá y otras instituciones diplomáticas. Un distrito comercial también está cerca, según AP.

La carretera al aeropuerto está cerrada, informa Reuters. Los testigos de la explosión han visto vehículos dañados de la OTAN tras el ataque, según el medio.