sábado, 25 de julio de 2015

Distrayendo al personal

A una Rumanía hambrienta gracias al capitalismo, no se le ocurre mejor cosa que condenar al comunismo. Por supuesto cuenta con el apoyo de los medios imperialistas de "información" para difundir sus peroratas, con especial entusiasmo en los medios españoles.

El País.- Alexandru Visinescu, director durante casi ocho años del penal de Ramnicu Sarat, una de las cárceles más oscuras de la época comunista en Rumanía, ha sido condenado este viernes a 20 años de prisión por crímenes contra la humanidad. 

La condena a Visinescu (89 años), al que la fiscalía acusaba de la muerte de al menos 14 personas y de someter a los prisioneros bajo su cargo a condiciones “destinadas a destruirles física y psicológicamente”, es la primera de este tipo en un país que 25 años después de la muerte del dictador Nicolae Ceaucescu y la caída del régimen comunista se resiste a ajustar cuentas con su pasado.

El antiguo carcelero, para el que la fiscalía pedía 25 años de reclusión, siempre ha defendido su inocencia... etc., etc., etc.

El relato de los "horrores" cometidos por este "diabólico" personaje se lo dejamos para El País que, por cierto nunca relata los horrores del capitalismo (cientos, hasta miles de millones de personas eliminadas desde su creación como sistema político-económico) ni de los que soportan los presos políticos en las cárceles de exterminio de la dictadura monarco-fascista española. Y luego pretenden que, logrado el poder, los comunistas tratados con puño de hierro, utilicen un guante de seda contra sus enemigos de clase. De risa.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Qué pasa, que sólo después de 25 años se deciden a hincarle el diente al comunista remalísimo? Qué quieren decir, que mientras tanto no porque aún gozaban de impunidad debido a que el pueblo rumano seguía eligiendo "democráticamente" a los perversos comunistas encastados en el poder? Pues vaya mierda de democracia a la que se cambiaron, no? En fin, vivir para ver.

Estos rumanos, polacos, húngaros etc son (así en general, quitemos a la minoría) carne de revisionismo histórico. Y diría más, desde el nacionalismo burgués del XIX que en 1918 los reengendró, unos furibundos anticomunistas victimistas y llorones, que solo pretenden sacar tajada de su actitud, besándole el trasero al anticomunista de turno si hace falta para sacarle manteca fresca y de la buena, que es lo que les interesa. Un rumano de los que han tenido que salir huyendo del desastre capitalista en su país me contaba que él no podía ver a los rusos. Yo le pregunté por qué y me saltó con que estuvieron mandando en su país desde 1944. Pero cuando le pregunté qué consecuencias negativas sintió el de ese presunto dominio sobre sus vidas lo único que me supo responder fue: el comunismo, así en general. Le dí un pequeño repaso de historia post guerra mundial comparativa con la Europa "libre" bajo el yugo de oro del plan Marshall y le refresqué la memoria acerca de cómo sentía él en su triste vida comunista la perversidad de la bota rusa opresora. No pudo darme ni un ejemplo que no fuera contado por sus mayores, nunca vivido en carne propia. Como el de que a su tío paterno lo trataron fatal en Rusia como prisionero de guerra, capturado nada menos que en Stalingrado. Como yo le dije, después de ser partícipe en la masacre de 27 millones de soviéticos, qué quería, que lo hubieran tratado con todos los honores? Por cierto, murió beatamente en Rumanía, eso sí, echando pestes de sus víctimas que hasta lo dejaron regresar a su patria y todo. En fin, esto es un ejemplo de la mentalidad de estas gentes, para otros leed esta noticia, por ejemplo:

http://actualidad.rt.com/actualidad/181057-desclasificado-archivos-barbaridades-nazi

José Manuel dijo...

Artículos como este del País son los que de verdad destruyen la psicología de las masas trabajadoras. Puro terrorismo mediatico.