martes, 28 de julio de 2015

No veremos ni un duro

España pasa por una situación boyante en el sector del turismo debido a los conflictos que provoca el imperialismo en el norte de África y en Oriente Medio. Pero cuidado que esta bonanza nos puede poner en el ojo del huracán (no olviden: dejaron salir al genio de la botella). Evidentemente será el pueblo quien pagaría los platos rotos: los servidores de la plutocracia gozan de guardaespaldas y medidas de seguridad.

La noticia, objetivamente redactada, sería que más de 28 mil millones de euros irán destinado a pagar la deuda impagable. No veremos ni un duro.

España alcanzó un nuevo récord en el gasto total de los turistas internacionales en el primer semestre del año, al contabilizar 28.287 millones de euros, un 7,4% más que en el mismo periodo del pasado año. 

A su vez, se registró una subida del 4,2% en el gasto medio diario, coincidiendo con otra subida del 3,1% en el gasto medio por turista, según la Encuesta de Gasto Turístico (EGATUR), realizada por la Subdirección General de Conocimiento y Estadios Turísticos del Ministerio de Industria, Energía y Turismo.