miércoles, 29 de julio de 2015

Por fin colgaron a Pepe Bono

Y ha costado un pico: 82.600 euros. Parece que los tontos útiles del fascismo son complicados hasta par colgarlos.

El expresidente del Congreso José Bono ya tiene su retrato en la Galería de Presidentes de la Cámara Baja en la que quedan inmortalizados los máximos responsables de la institución. Se trata de una obra del pintor madrileño Bernardo Pérez Torrens que ha costado 82.600 euros y que se colgó la semana pasada en un discreto acto, según han informado a Europa Press fuentes parlamentarias.

Como hizo su antecesor en el cargo, Manuel Marín, Bono ha querido que la colocación del cuadro se hiciera sin boato ni protocolo alguno. Por eso no se comunicó a los medios de comunicación y el expresidente sólo estuvo acompañado de su sucesor, Jesús Posada.

Se da la circunstancia, además, de que el cuadro sólo pudo verse durante unas horas puesto que al día siguiente de ser colgado tuvo que ser protegido para no verse afectado por las obras de acondicionamiento que están teniendo lugar en el primer piso del Palacio de la Carrera de San Jerónimo que alberga la Galería de Retratos

elconfidencial.com

1 comentario:

Anónimo dijo...

Como se rie la casta de la peña. En un pais, en el que hay mucha gente comiendo las sobras de los contenedores de basura, gastarse 82000 euros en un cuadro me parece sencillamente un insulto.