viernes, 30 de octubre de 2015

Este es el día a día español

Esta es una historia salpicada con aires navideños, Reyes Magos y gimoterías caritativas al uso; sin embargo demuestra que eso de "terminada ya la crisis" es una falacia apta solo para incautos. Hay hambre. HAMBRE. Y los niños son los primeros en sufrirla. Que te aprovechen, Rajoy, tus cifras macroeconómicas y estupideces como que España es la locomotora actual de Europa. La crisis vino para quedarse porque cada día que pasa se parece más a la crisis final capitalista que vaticinara Marx. Un tendero (chicuco como los llaman en Cádiz) lleva un año dando desayunos gratis a 12 niños. Pide ayuda porque hay muchos niños más en situación límite y él solo no puede asumir el gasto de alimentarlos, cortarles el pelo o comprarles zapatos.

15 metros cuadrados que llenan de ilusión cada día a 12 corazones que empiezan a latir a la vida. En esos 15 metros de bondad trabaja Víctor Manuel Fernández, el tendero de Casa Víctor, una tienda situada desde hace poco más de cinco años en el túnel de Santiago, muy cerquita del comedor social Virgen de Valvanuz y junto a la Asociación de Belenistas de Cádiz Estrella de Oriente.

Eso es él. Una estrella que ilumina cada mañana a una docena de familias de Cádiz, a las que diariamente ayuda para que a los niños no les falte el desayuno que llevan al colegio.

Pero lejos de conformarse con eso Víctor da la voz de alarma, e invita a otros compañeros a que se sumen a la causa, “porque la lista de menores que maneja Asuntos Sociales es interminable y yo no puedo asumir más”, dice emocionado mientras acaricia la hucha que ha colocado en el mostrador de su humilde tienda para que sus clientes depositen el donativo que consideren. “Lo que recaude en esta hucha será para esos niños, no sólo para alimentarlos; lo emplearé en comprarle zapatos, en cortarles el pelo o lo que necesiten”.

Como caracteriza a los humildes, Víctor se despoja de cualquier medalla y cede todo el protagonismo a las entidades que “colaboran conmigo, porque de lo contrario esto no sería posible”. Mientras pronuncia esta frase, vecinos de la zona lo piropean y le piden que diga la verdad: “Esos niños pueden desayunar porque tú eres quien tira del carro" e insiste a las empresas "para que continuen ayudando”, dice una clienta.

En próximas fechas, Víctor contará con la ayuda del pintor Cecilio Chaves que donará uno de sus cuadros para que organice una rifa cuyos fondos irán también para los niños. La Asociación Reyes Magos también se ha comprometido a colaborar con él para que ninguno de esos menores se quede sin juguetes y la Asociación de Belenistas Estrella de Belén cederá el local para que allí se celebre la fiesta de entrega de juguetes por parte de Sus Majestades. Y es que, como dice Víctor, “con voluntad, se puede, no podemos esperar a que la solución venga de los políticos, porque mal vamos”.

andaluciainformacion.es


2 comentarios:

Anónimo dijo...

que dios te bendiga tío...

Anónimo dijo...


Pero el pueblo espanol es rico y produce, lo que sucede es que el dinero va al bolsillo de privilegiados
que en su mayoria lo sacan de Espana pensando en un futuro en el extranjero al que sirvieron.

Es ironico que en un pais del primer mundo el futuro de los ninos dependa de una rifa.

Una pregunta…cuando se enfermen el gobierno los dejara morir o haran una colecta en la television
al estilo anglosajon ?