lunes, 30 de noviembre de 2015

Alan Gross no necesita mentir groseramente, pero de eso ha vivido

El estadounidense ex preso Alan Gross ha dado una entrevista a la CBS News, primera desde que fue liberado mediante los acuerdos de los gobiernos de Cuba y Estados Unidos el pasado 17 de diciembre de 2014, según informó la agencia Reuters.

Gross sabía que había violado las leyes cubanas por cargos de espionaje y otros, por los cuales también hubiese cumplido condena en Estados Unidos, de acuerdo con sus leyes. Un reporte de la AP contó como introdujo en la Isla clandestinamente, pieza a pieza, un equipamiento para las labores subversivas de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), imposible de rastrear, que supuestamente era para la asociación judía de Cuba, que negó tal encargo, en 2010.

No fue gratuito que él y su esposa demandaran al gobierno federal en 2012 por negligencia, aunque la demanda fue rechazada y la Corte Suprema también le negó la apelación. De todas formas, Gross ha liquidado sus cuentas con la USAID y la DAI, con sede en Bethesda, Maryland, con la cual trabaja, y espera recibir 3.2 millones de dólares, en el momento de la entrevista, cuyos extractos reseña Reuters.

Gross recibirá de la USAID y la DAI 3.2 millones de dólares 

La cárcel no es sitio para que ninguna persona la recuerde con agrado, y cualquier evocación es legítima y respetable, pero de ahí, a mentir groseramente va un largo trecho, es un acto que no le enaltece. En todo caso, no lo necesitaría.

Alan Gross dijo a la cadena de televisión:

“Me amenazaron con colgarme. Me amenazaron con sacarme las uñas. Me dijeron que nunca más vería la luz del día” (“They threatened to hang me. They threatened to pull out my fingernails. They said I’d never see the light of day”.)

Vaya personaje que encontró la USAID para la “democracia en Cuba”. De mentir ha vivido y con la citada falacia es suficiente, pero parece que dirá más cuando se vea la entrevista completa en CBS News.

Su actitud contrasta con los Cinco cubanos liberados también el 17 de diciembre.

Norelys Morales Aguilera

3 comentarios:

Anónimo dijo...


Alan Gross es una rata con toda su vida dedicado al trabajo sucio al servicioo de su pais y bien pagado.

Eso que hace ahora es puro negocio para reconciliarse con la comunidad judia extremista de USA y
quizas poder visitar israel con aires de exito, de todas formas le pagaron bien pagado el chancullo.

Si aprendieron una leccion, en Cuba el que come gofio aunque sea un Elegido de Dios la paga.

Esa fue la especulacion al usar a Grooss para el trabajito en Cuba, que el temor de los cubanos por ser
un judio lo haria intocable, pues se equivocaron y el tipo tuvo que montar un show de suicidio para que
su gobierno hiciera algo pues aunque era judio lo habian tirado a mierda.

Ahora que hable lo que quiera, el mundo sabe en Cuba se tortura pero en la base naval gringa.

Anónimo dijo...


Campaña de adhesiones #YoNOComproApartheid

¡Firma por Palestina! Que tu cesta de la compra no financie su régimen genocida de Apartheid y Ocupación.



http://boicotisrael.net/

Anónimo dijo...

U s a i d ¿la misma para la que trabajo el fotografo en uniforme naranja, Foley? hum