viernes, 27 de noviembre de 2015

El iraní Soleimani coordinó el rescate del piloto ruso superviviente

Lean todos los detalles de cómo se llevó a cabo la operación, las "sorprendentes" circunstancias a las que tuvieron que hacer frente los rescatadores, así como la condición de los enemigos que tuvieron que eliminar.

FNA.- Fuentes rusas revelaron el jueves que el piloto del caza Su-24 derribado por Turquía fue rescatado en una operación dirigida por el ya legendario General iraní, Soleimani.

La tripulación del avión eyectó y un piloto resultó asesinado. El copiloto, capitán Konstantin Murahtin sobrevivió. Pero la historia de cómo lo logró rodeado de grupos terroristas era desconocida hasta hoy.

Emad Abshenas, reportero de la agencia de noticias rusa Sputnik, escribió un artículo en ese sitio web en lengua persa citando toda la historia relatada por un oficial sirio de alto nivel.

"Entré en contacto con uno de los oficiales sirios que es viejo amigo mío y se encuentra estacionado en Latakia y le pedí que me contara la historia, y aquí está lo que dijo," mencionó Abshenas.

Tras el derribo del avión, los helicópteros rusos despegaron inmediatamente para salvar al piloto, pero se enfrentaron con el poder de fuego del Ejército Libre de Siria, (apoyado por Occidente) y el de la Brigada de turcomanos quienes atacaron a los helicópteros con misiles y armas avanzadas que han recibido recientemente. Durante las operaciones, un helicóptero fue alcanzado y tuvo que ser abandonado.

Información creíbles difundieron que un grupo de soldados de las unidades especiales turcas había sido enviado al lugar para apresar al piloto superviviente. Mientras que los rusos estaban planeando otras opciones para liberar al piloto, el general Soleimani se puso en contacto con ellos y les propuso que una unidad especial formado por fuerzas de Hezbolá y comandos sirios, entrenados en Irán y que están totalmente familiarizados con la situación geográfica de la región, se encargaran de las operaciones en tierra y Rusia les proporcionara cobertura aérea e inteligencia por satélite.

Soleimani les prometió devolver el piloto ruso sano y salvo; una promesa que se mantuvo hasta el final, de acuerdo con el oficial sirio.

Después de rastrear el lugar donde cayó el piloto  que usaba su GPS, se reveló que éste se mantenía en un lugar ubicado 6 kilómetros detrás de la primera línea de combate entre el ejército sirio y los terroristas.

Seis combatientes de la unidad de operación especial de Hezbolá y 18 comandos sirios se acercaron a la primera línea para llevar a cabo las operaciones mientras que la fuerza aérea rusa y siria crearon una cortina de fuego en la zona destruyendo la sede de los terroristas de tal manera que la mayoría de ellos huyeron del lugar y el camino quedó libre para el avance de la unidad especial.

El oficial sirio añadió que todos los movimientos de las unidades especiales se controló y se cubrió con precisión por los satélites rusos de manera que los más leves movimientos sospechosos realizados a 100 metros de la zona de operaciones estaban controlados. En todo momento se tuvo informado a un muy alto cargo del Kremlin (que él piensa era el presidente Putin) quien estaba supervisando las operaciones desde Moscú, via satélite.

El oficial sirio cree que los rusos lanzaron una fuerte guerra electrónica para cegar los satélites "no afines" y sus equipos de comunicaciones en varios kilómetros a la redonda, de tal manera que cuando el enemigo se dio cuenta de que algo estaba en marcha, la operación ya había terminado. La guerra electrónica se puso en marcha porque los rusos estaban preocupados porque sabían que los satélites occidentales suministrarían datos a los terroristas.

Por último, la unidad especial salvó el piloto después de infiltrarse 6 kilometros detrás de las líneas enemigas, matando a varios grupos que encontraron operando por la zona y destruyendo sus equipos de alta tecnología.

Los 24 miembros de las unidades especiales, junto con el piloto, regresaron a su base sin  ni siquiera una lesión, después de cumplir la misión peligrosa.

De acuerdo con el funcionario sirio, una de las razones del éxito del recate fue la discrepancia que existió entre Turquía y los terroristas sobre el destino del piloto ruso. Los turcos lo querían con vida para realizar un despliegue mediático que sería apoyado por Occidente para chantajear a Moscú. Por su parte, los terroristas querían apresarlo para quemarlo vivo, con el fin de asustar a otros pilotos rusos. Esta brecha e intercambio de "opiniones", facilitaron unas horas vitales al equipo de rescate para su infiltración, así como la planificación previa de la operación.

El funcionario sirio dijo que el general Soleimani insistió en supervisar los detalles del operativo y se quedó en la sala de operaciones hasta que se aseguró del éxito.

Al respecto el sitio web Veterans Today ha sacado las siguientes conclusiones:

1. Soleimani está saludable, sigue al mando de las operaciones secretas de forma activa y en primera línea contra los terroristas, desmintiendo con su acción los rumores sobre su muerte. 

2. No hay extremistas y "moderados" en la oposición siria; todos ellos son terroristas que aparecen en público con diferentes vestimentas y bajo diferentes apariencias. 

3. El Grupo 4 + 1 no puede confiar en otros países en ningún campo y debe depender de sí mismo para eliminar a los terroristas en la región sobre la base de sus propios planes. 

4. La coordinación operativa entre Irán y Rusia en Siria está totalmente integrada y puede romper los frentes enemigos. 

5. La mayoría de los terroristas se habían retirado de la región después de que ésta fuera objeto de ataques aéreos rusos. Los grupos armados a los que se enfrentó el comando de rescate utilizaban tácticas militares clásicas y no de guerra de guerrillas; por tanto, o bien eran militares turcos o fuerzas armadas de otros países. El grupo no tuvo más remedio que eliminarlos. Dada la importancia de actuar con rapidez no se podían hacer prisioneros.

6. Los terroristas abatidos poseían equipo militar muy moderno y avanzado que ni siquiera se suministra a muchos países miembros de la OTAN. 

7. Según fuentes bien informadas en las conversaciones por radio entre militares "clásicos" y terroristas se  hablaba árabe, turco, ruso y francés que son respectivamente los idiomas más utilizados por los mercenarios salafistas, lo que revela la conexión entre la OTAN-Occidente y los terroristas, en consecuencia Rusia está obligada a continuar la lucha con aliados fieles como Irán, Siria y Hezbolá, nunca con las potencias occidentales.



2 comentarios:

Anónimo dijo...

Al parecer Soleiman es un militar eficiente de la escuela irani y no un payaso de oficina
y television con cuatro estrellas.

Es de imaginar los anglos judios y sus titeres de la OTAN lo deben estar tratando de cazar con
todo el tiempo operando en iraq y Siria intentado salva ala poblacion de los ataques de la OTAN
y sus mercenarios democraticos.

Anónimo dijo...

https://actualidad.rt.com/actualidad/192682-operan-ovnis-aviacion-rusa-siria-mexico