miércoles, 25 de noviembre de 2015

Por mar y por tierra

Además del Crucero de misiles Moskva (del que no está claro si porta solo S-300 y también S-400 o un conjunto de ambos) Rusia instalará sistema lanzamisiles S-400 en la base militar de Jmeimin. A la espera siguen los S-500, próximos a salir del horno. A ver quién es el guapo ahora que ataque a traición a un caza ruso (exceptuamos a los terroristas, hablamos de los "socios" de Moscú); sin embargo, es lamentable que Rusia haya tenido que esperar un ataque directo de la banda terrorista OTAN para decidirse a desplegarlos.

Según declaraciones del ministro de Defensa ruso, Serguéi Shoigú, la base militar rusa de Jmeimin, en Siria, obtendrá el sistema antiaéreo S-400.

Estos sistemas de defensa antiaérea de largo alcance son actualmente los más avanzados en defensa antiaérea y antimisilística en poder de Rusia. Además de un amplio rango de alcance en distancia y altura, el sistema es capaz de alcanzar blancos en movimiento a velocidades de hasta 4.500 metros por segundo.

Los S-400 están diseñados para destruir varios objetivos y a diferentes alturas, con lo que el sistema Triumf es capaz de crear una defensa antiaérea de varias 'capas'. Pueden vigilar simultáneamente hasta 36 blancos aéreos de cualquier tipo y contraatacarlos con hasta 72 misiles.

RT



3 comentarios:

Corvus dijo...

Eso se debería ya haber hecho desde el principio,se tardó.

Anónimo dijo...

Los rusos en Siria se deben defender pues aben se enfrentan a dos milenios de crimenes de la
civilizacion occidental, con al menos dos intentos de exterminio de los eslavos por la raza
superior blanca.

Y lo primero no creer nada de lo que le propongan, saber son enemigos geneticos que por cierto
estan buscando el arma biologico-genetica para eliminar grupos raciales completos.

Toni dijo...

Es muy interesante lo comentado por el ministerio de defensa ruso,los S 400 defenderán a los aviones rusos de cualquier nave que represente una amenaza, dicho en general, sin mencionar a Turquía. Es decir, esto va para cualquier avión que se acerque y pueda representar una amenaza. Empieza a ponerse interesante el asunto.