martes, 24 de noviembre de 2015

Rusia abre nuevas bases en Siria

Todo indica que se está preparado una nueva fase en la guerra contra el fascismo mercenario que riega EE.UU. con el apoyo de sus países satélites y pobre de estos si pretenden salirse de la órbita y hacerle la competencia: Washington les mete a los terroristas en casa. Según los analistas, la que se avecina en diciembre, determinará en mucho el rumbo de la situación. 


Una nueva fase se prepara para los próximos meses en Siria y ella estará caracterizada por una escalada de ataques aéreos rusos, que acompañan a las ofensivas lanzadas por el Ejército sirio y sus aliados en varios frentes. Según el periódico libanés Al Akhbar, el próximo mes de diciembre será particularmente movido a este respecto.

Varios aeropuertos militares sirios han sido acondicionados para su uso en la batalla aérea contra los terroristas. Además del de Hamaimim, en la provincia de Latakia, el aeropuerto de Shairat, situado a 30 kms al sureste de Homs, estará pronto activo con sus dos pistas de 3 kms de longitud y 40 hangares para aviones, sin olvidar la protección de que dispone gracias a los misiles antiaéreos. 

Según Al Akhbar, expertos e ingenieros rusos, sirios, iraníes y chinos han estado trabajando durante los últimos 45 días para reacondicionar las instalaciones, que se sitúan no lejos de las regiones controladas por la milicia wahabí takfiri del EI.

El aeropuerto militar de Al Neirab, situado a 5 kms de Alepo, entrará también en servicio para alojar a aviones rusos.

Otro desarrollo ha sido la entrada en combate de los bombarderos estratégicos Tu-160. Tu-11 y Tu-95, que despegan desde bases situadas en Rostov, en el sur de Rusia y cuentan con una gran capacidad de carga para lanzar misiles aire-tierra de gran poder destructivo.

La aproximación de los aviones rusos a las líneas de combate permitirá a éstos realizar más salidas y llegar antes a los objetivos. Esto permitirá, a su vez, al Ejército sirio, llevar a cabo una escalada sin precedentes en su campaña dirigida a limpiar zonas estratégicas del país de grupos terroristas. 

En este sentido, diciembre será testigo de ofensivas que irán más allá de todas las expectativas. Según el periódico Akhbar, los últimos avances en Latakia, Alepo y otros lugares no son más que preparativos para estas grandes ofensivas.

Los rusos han ignorado también las “líneas rojas” de Turquía y han bombardeado a grupos terroristas turcomanos, en el norte de Siria, lo cual llevó al Ministerio de Exteriores de Turquía a convocar al embajador ruso, Andrei Karlov, para protestar por dichos ataques.

1 comentario:

Anónimo dijo...


Al final el reto para Rusia sera poder mantenerse en Siria a largo plazo, es claro que los anglos-judios
no dejaran de matar en Siria en su planes de despoblacion.