viernes, 26 de febrero de 2016

Cristina y Manuela: un mal chiste hecho... mujeres

(Nota: no interpretes el titular como algo despectivo para con las féminas) Para este blog una placa es irrelevante si exceptuamos algunas concretas como la que conmemora a las víctimas del 11-M que pagaron con su vida la política irresponsable de José María Aznar (quien por cierto sigue libre y sin juzgar por su responsabilidad en el crimen masivo cometido contra Iraq). Ahora bien que Cristina Cifuentes, presidenta de Madrid, apele incluso a la memoria de Napoleón para descalificarla y se enzarce, en patética controversia, con Manuela Carmena, alcaldesa de Madrid cuyo mayor "problema" es precisamente la misma plaquita, explica por qué este país es de risa, pero de risa macabra.

La presidenta de la Comunidad de Madrid y ex delegada del Gobierno Cristina Cifuentes, se ha negado rotundamente a que la placa en reconocimiento a los acampados de la Puerta del Sol del 15-M comparta espacio en la sede del Gobierno Regional junto a otras insignias como la de las víctimas de los atentados del 11 de marzo o los héroes del dos de mayo.

Así lo ha explicado en la rueda de prensa celebrada tras la primera reunión de la gestora del PP de Madrid que ella preside. "Bajo ningún concepto se va a poner", ha enfatizado Cifuentes en referencia al anuncio hecho esta semana por el Ayuntamiento de Madrid, que dirige la alcaldesa, Manuela Carmena, de que el próximo 15 de mayo se instalará en la Puerta del Sol una placa con el lema "Dormíamos, despertamos", en referencia al movimiento político y social surgido cinco años atrás en la capital. 

Cabe destacar que el Consistorio gobernado por Ahora Madrid no ha indicado en ningún momento dónde se procederá a colocar la placa más allá de que será en la plaza donde se encuentra el kilómetro 0 de las carreteras radiales. La propuesta fue aprobada el pasado mes de noviembre en el pleno municipal de la Junta de Distrito Centro y por aquel entonces Carmena señaló que era "importante" que el movimiento 15-M tuviera "su placa o reconocimiento", dada su "repercusión extraordinaria en el proceso de regeneración democrática". 

En este movimiento participaron algunos de los actuales líderes de partidos como Izquierda Unida o los entonces inexistentes Podemos y Ganemos. Estos dos últimos actualmente forman parte del partido instrumental que rige en la capital y de ellos proceden varios de los concejales del Consistorio.Para Cifuentes, sin embargo, este fenómeno social "parece que tiene poco que ver con los héroes del dos de mayo", según ironizó desde la sede del PP de Madrid y nacional, en el número 13 de la calle Génova, desde donde especificó que el lugar donde se haya de colocar la insignia depende del Ayuntamiento. Horas antes calificó la posibilidad de que las diferentes placas compartieran espacio como "una broma de mal gusto".

El Mundo

5 comentarios:

arturo dijo...

Bueno, los gandhistas 15mms. podrían haber aprendido al de la lucha contra los ocupantes franceses, en vez de tantas narices de payasos y manitas al aire al son de la importada batucada, Y la placa 15mms. de la Carmona podría decir " Dormiamos, despertamos, nos fumamos un porro y en eso llegó....Podemos" ...y le allanamos el camino al PPSOECs.

José Manuel dijo...

Yo pondría esa placa con una condición, cambiar una letra, en vez de regeneración democrática, degeneración democrática...

Anónimo dijo...

Llegados a una parte muy avanzada del libro, cuando recuerda su paso por la Sección Femenina de Falange, “nosotras, las chicas, teníamos que hacer el servicio social obligatorio de forma análoga a la que nuestros compañeros universitarios tenían que hacer la milicia universitaria”, sus recuerdos son buenos y alaba la libertad de la que disfrutaban.

Tras explicar que a ella le tocó hacer el campamento en “la deliciosa ciudad de Santiago de Compostela”, agradece a los mandos de la Sección Femenina su compromiso con la libertad: “nos daban un régimen de absoluta libertad ideológica en los debates”. Incluso, asegura en su libro, podían criticar los organismos del franquismo sin que eso tuviera ninguna represalia para ellas: “No tuvimos cortapisa alguna para decir lo que pensábamos del sindicato franquista, de su falta de democracia y de cosas de esa índole”.

No solo no hubo represalias para la ex juez que planteaba críticas del SEU (Sindicato Español Universitario), sino que el propio Ortí Bordás, delegado nacional y máxima autoridad del mismo por aquel entonces, le ofreció a través de las responsables de la Sección Femenina ser la regidora de la organización en la facultad de Derecho de la Universidad Complutense de Madrid. Un ofrecimiento que Carmena no dudó en aceptar, como ella misma reconoce en la página 241 del libro.

http://gaceta.es/noticias/carmena-durante-franquismo-daban-regimen-absoluta-libertad-ideologica-18102015-1608

JM Álvarez dijo...

jajajaja Muy bueno Jose Manuel

Urania dijo...

Yo matizaría lo de la placa del 11-m como consecuencia de las políticas aznaristas en Irak. El 11-m no fue la consecuencia de una política española determinada sino la consecuencia de una política exterior ajena a las condiciones internas de este país. En definitiva, a España le clavaron una falsa bandera terrorista, con su total complicidad (es decir, con la colaboración total de los aparatos del Estado en la ejecución de aquel crimen masivo), exactamente igual que sucedió con el 11-s, el 7-j en Londres y un largo etc. Con los antecedentes de todos sabidos: el Gladio de la guerra fría.

La falsa, espuria y engañosa dualidad o dicotomía en el 11-m ha sido terrorismo islámico versión progre versus conspiracionismo ultraderechista ETA-Golpe de "Estado". NO, el golpe lo dieron desde EEUU e Israel para proseguir con la guerra contra el "terror" y seguir demonizando al Islam. Aquí, la CIA y el Mossad tuvieron sus marionetas cómplices para ejecutarlo o co-ejecutarlo.