martes, 23 de febrero de 2016

Entre la podredumbre surge un hálito de dignidad

Obama tiene las manos manchadas de sangre. No es bienvenido en Argentina.


La titular de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, calificó la visita del presidente Obama a Argentina como "una burla a la memoria histórica de los argentinos". 

La asociación Madres de Plaza de Mayo calificó fuera de lugar la visita del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, a Argentina durante las actividades conmemorativas del  40° Aniversario del golpe de Estado de 1976. 

"Me puse a pensar a qué país representa Obama y enseguida me saltó a la cabeza el Plan Cóndor. Un plan pergeñado, diseñado y hecho por los Estados Unidos", sostuvo la presidenta de la asociación Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini a través de un comunicado. 

Bonafini afirmó que la visita del presidente estadounidense pautada para el 23 y el 24 de marzo de 2016 es "como una cachetada a la historia de los argentinos”. A su juicio, la visita de Obama a Argentina es el principio de nuevas políticas neoliberales respaldadas por Mauricio Macri. 

Rechazó la eventual visita de Obama a la ex Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA), donde funcionó el mayor centro clandestino de detención y tortura en Argentina durante la última dictadura. 

"Ese hombre tiene las manos manchadas de sangre y acá no lo queremos. Nuestra organización, la Asociación Madres de Plaza de Mayo, repudia con todas sus fuerzas la llegada de Obama al país", agregó.

telesurtv.net

1 comentario:

Anónimo dijo...

Los pueblos tienen memoria y el recuerdo de miles de Argentino lanzado vivos al espacio
por esbirros entrenados en Estados UNidos y desde aviones y halicopteros regalados por
los gringos dentro del Plan Condor creados por Henry Kisssinger y sus testaferros.

Y Obama nadie puede dudar seria capaz de hacer lo mismo si ha tenido la desfachatez
de hacer publico lo de los asesinatos selectivos con los que pretende halagar a los blancos
racistas de su pais.

Todos debemos tener memoria, yo nunca olvido que Kennedy me quizo matar y por eso
siempre me alegro murio como un perro rabioso.