sábado, 26 de marzo de 2016

Dios nos coja confesados si lo logra

SuperTrump está haciendo lo imposible para que la "señora" de arriba sea presidenta. De Trump sabemos que es un animal. De Hillary que es una criminal.


Uno de los e-mails de Hillary Clinton publicado por el sitio de Wikileaks ofrece una perspectiva del pensamiento de la actual candidata demócrata a la presidencia de EEUU cuando era secretaria de Estado. El email muestra la estrategia de Clinton como artífice de la intervención estadounidense en Siria y el razonamiento débil y lleno de fallos que dio pie a los planes de intervención en ese país. También deja claro que ella era totalmente ciega a los grandes problemas y consecuencias que la guerra iba a generar.

Como sucede con muchas guerras norteamericanas en Oriente Medio, todo comenzó con Israel. Clinton señala en este sentido que el intento de EEUU de lograr un cambio de régimen en Siria estuvo motivado sobre todo por beneficiar a Israel y romper la alianza entre Siria e Irán, una postura idéntica a la que mantienen responsables israelíes.

Clinton creía que EEUU impondría un cambio de régimen en Siria a través de las armas y sin tropas y que Rusia no se atrevería a responder a las acciones de Washington, citando el caso de Kosovo.

Clinton afirmaba que el nuevo gobierno sirio rompería los vínculos con Irán y Hezbolá y negociaría un acuerdo de paz con Israel en los términos de este último.

Los fallos que se evidencian de estos cálculos son enormes y muy pocas de las predicciones de Clinton se hicieron realidad. Ella afirma también, por ejemplo, que las negociaciones nucleares con Irán no llevarían a un acuerdo y que Rusia no defendería al gobierno de Assad de los rebeldes apoyados por EEUU. También pronosticó deserciones en masa en el Ejército sirio que nunca tuvieron lugar.

Otro gran error de Clinton fue el hecho de que ella ignoró, como hizo también en Libia, el creciente papel que iban a desempeñar los grupos extremistas y terroristas que estaban implicados en la guerra. Cinco años después, los "rebeldes" apoyados por EEUU desempeñan un papel trivial frente al predomino del EI, el Frente al Nusra y otros grupos terroristas.

Mientras el email es instructivo de la mentalidad intervencionista de Clinton, él puede también ser educativo acerca de la mentalidad intervencionista en general y muestra qué rápidamente la noción de una guerra de "bajo coste" se convierte en una política oficial y cómo los planificadores de los conflictos se muestran ciegos no sólo a la realidad del terreno, sino también a los grandes riesgos que entrañan sus planes.

Jason Ditz - Antiwar.com

1 comentario:

Anónimo dijo...

La gente no se da cuenta de la gravedad de situacion, la llmada superdemocracia no puede brindar mas opciones que la Clinton por la promesa de hacerla presidenta cuando los recalentones de su marido presidente o Donald Trump que logra la mayoria del apoyo popular con su neofacismo de pacotilla.

Es la Alemania en los treinta.

Quizas por eso Netanyahu y su gente quieren poner un manager judio y hasta los testaferros en cada secretaria que sea judio segun aspiraba el senador judio Lindsey Graham.

Para el mundo seria mejor pusieran un manager del changarro chino, habria menos muertos.