lunes, 28 de marzo de 2016

Intercambian prisioneros

El número demuestra el arrojo y la determinación de unos y de otros.

El movimiento popular yemení Ansarolá y Arabia Saudí realizaron un intercambio de prisioneros: 109 presos yemeníes por 9 saudíes.

El portavoz de Ansarolá, Mohamad Abdel Salam, ha confirmado este lunes la noticia y aduce que es un primer paso para hacer realidad el acuerdo de tregua y acabar con el conflicto.

También la coalición contra Yemen, liderada por Arabia Saudí, ha explicado en un comunicado publicado hoy lunes en Riad, capital saudí, que entregaron a 109 combatientes de Ansarolá a cambio de 9 prisioneros saudíes.

“Se recuperaron nueve detenidos saudíes y (se entregaron a la parte yemení) 109 yemeníes detenidos en zonas de operaciones militares”, reza la misiva.

El presidente del Consejo Supremo Revolucionario de Yemen, Mohamad Ali al-Houthi, en una entrevista concedida el domingo a la cadena Al-maysare aseguró que para resolver la crisis actual por medio de vías políticas se requiere de una mediación sería de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

En este sentido, evaluó de inútiles los esfuerzos del enviado especial de la organización para Yemen, Ismail Ould Sheij Ahmad, y acusó a EE.UU. de obstaculizar el proceso.

“La crisis en Yemen no terminará hasta que EE.UU. no deje de lado sus injerencias. Contamos con muchos documentos que confirman que la guerra en Yemen comenzó y aun sigue por orden de Washington”, insistió.

El 26 de marzo se cumplió un año del inicio del ataque de Arabia Saudí a Yemen. En esta guerra, sin embargo, no se han materializado las metas de Riad de eliminar al movimiento yemení Ansarolá, solo ha conseguido la destrucción del país árabe y la masacre de civiles.

La guerra emprendida por Arabia Saudí contra Yemen, sin la autorización de la ONU, ha dejado más de 32 000 víctimas, entre muertos y heridos, en su mayoría civiles, según las últimas estadísticas de la ONU.

hispantv.com

1 comentario:

Anónimo dijo...

Los llamados prisioneros yemenies son personas de la poblacion civil que tuvieron suerte
y no fueron asesinados quizas para organizar un intercambio de prisioneros.

Se espera que los yemenies cumplan con la regla de matar a todos los mercenarios que se
tomen prisioneros, al que mata por dinero no se le perdona la vida.

Aunque en realidad todos los miembros de los ejercitos occidentales y sus titeres son como
una suerte de mercenarios que militan por dinero.