lunes, 28 de marzo de 2016

Sobre la toma de Palmira y el futuro

Finalmente a los terroristas de Palmira se les concedió la solicitud de retirada pero no fue ordenada por los "comandantes" de la "capital" Raqqa, sino por un tal Abu-Al-Ihaab'Iraaqi, el comandante terrorista local de Palmira. Es obvio que valoraba su vida en la tierra mucho más que en el Paraíso con sus 72 vírgenes incluidas. Veremos los ajustes de cuentas que, sin duda, se producirán entre ellos.

Las fuerzas aéreas sirias y rusas vigilaron cualquier movimiento de fuga de los terroristas así como áreas que fueran consideradas focos de resistencia. Eso significa que no se llegó a ningún acuerdo de rendición con el ejército sirio. Posteriormente los expertos en desactivar minas entraron en la ciudad eliminando artefactos explosivos improvisados, bombas-trampa y minas con el fin de devolver a la población una ciudad lo más segura posible.

El General Ayub, Jefe del Estado Mayor sirio, ha revisado las tropas para la nueva operación que libere en primer lugar, Al-Sukhna y, a continuación, Deir Ezzor. El número de efectivos disponibles para este fin es de más de 25.000. Por su parte el Mayor General Suhail "El Tigre" está interesado en comandar la liberación de Raqqa y sus fuerzas al este de Alepo se preparan para hacer lo mismo. Las próximas semanas serán determinantes.