domingo, 26 de junio de 2016

Y bailaré sobre tu tumba

Una reflexión rápida: la rebelión ha comenzado. La victoria de los partidarios de abandonar la Unión Europea ha abierto las puertas del descontento, del rechazo a los plutócratas, a los desmanteladores del llamado "estado del bienestar", a los destructores de los derechos sociales y laborales. Europa está muerta. Y yo bailaré sobre su tumba. El amargo sabor de boca que deja esta victoria, deseada, es que son los fascistas quienes están protagonizando este rechazo y la izquierda aún sigue sin tener claro que no hay otra Europa posible. Para que lo fuese, habría que destruir la actual y todas sus estructuras. Empezando por la OTAN y su vasallaje respecto a EEUU. Y eso lo obvia la izquierda en sus propuestas.

Mis amigos de Nottingham han vuelto a escribir y cuentan que los obreretes, las obreretas de allá están exultantes. Ya comentaron que iban a votar en bloque por abandonar la UE y no se han equivocado. Quien lo han hecho ha sido todo ese atajo de pijos, de niños burgueses que sustentan sus hobbys políticos en un absoluto rechazo a lo que piensan y hacen todos los obreros y las obreras. Para ellos no son otra cosa que gente sucia y que si te acercas a ellos, igual manchan. En las ciudades británicas se ha votado mayoritariamente a favor de permanecer en la UE, pero en los barrios obreros no y tampoco en las cuencas mineras. Una de las primeras medidas que puso en marcha el neoliberalismo en Gran Bretaña fue destruir lo que llamaban "el poder sindical" de las Trade Unions. Derrotar a la clase obrera fue su gran objetivo, el mismo que está poniendo en marcha a gran escala la UE con las "reformas laborales" en España, en Grecia, en Italia, y de la que Francia se ha convertido en el gran baluarte de resistencia. Hoy ha desaparecido la negociación colectiva en Europa, dejando al arbitrio y "buen corazón" de los capitalistas, de los empresarios, el aceptar o no alguna de las reivindicaciones obreras.

También dicen que ha sido el voto de los mayores de 60 años y de las zonas rurales el que ha sido decisivo, pero lo que no dicen es que el campo británico, como el europeo, está muerto desde hace dos años como consecuencia de las contrasanciones que impuso Rusia como respuesta a las sanciones que le impuso EEUU y la UE por la cuestión de Crimea. Por cierto, la UE decidió el martes pasado ampliar por seis meses más las sanciones contra Rusia, por lo que eso de "otra Europa es posible" vuelve a demostrarse que es una absoluta falacia. Entre otras cosas, porque la muy progresista Grecia de Syriza también votó a favor de las sanciones. Para que las sanciones sean efectivas tiene que haber unanimidad, y la hubo. Otra certificación más de que no hay otra Europa posible.

Hoy todo el mundo está conmocionado por la decisión de los británicos. Todas las bolsas del mundo están cayendo, el euro se desploma, el oro se dispara a unos precios que no se veían en ocho años... Los bancos centrales de los otros países de la UE acaban de decir que están listos para "proteger" a la banca -que no a la ciudadanía- y dicen que tienen más de 300.000 millones de euros para ello.

Así que sí, el resultado de Gran Bretaña es un buen resultado. La población ha demostrado que tiene criterio propio, y que el proyecto de la Unión Europea, está muerto. Ya lo estaba desde 1999, cuando aceptó participar en la guerra contra Yugoslavia a instancias de la OTAN. La UE es ahora un zombie, un muerto viviente al que ahora hay que enterrar. Y yo bailaré sobre su tumba.

elterritoriodellince.blogspot.com.es

2 comentarios:

Urania dijo...

Soy más comedido. El brexit se promovió por la extrema derecha de un trilero engañabobos como Farage. En el resto de Europa partidos fascistas son los principales impulsores de cambiar el actual statu-quo. Pero no hace falta ser adivino, ellos son los de la Europa blanca, segregacionista, son Amanecer Dorado y Frente Nacional. Buscan reeditar el III Reich de forma solapada.

El brexit es un timo por entregas..que, además, no implica la salida de UK de la OTAN ni el cambio de relaciones con EEUU. Farage lo ha dicho recientemente.

Mucha traca, pero humo detrás de la cortina

Anónimo dijo...

A los grandes negocios ingleses es a los que convenia estar en la union a cambio
de concesiones para sus negocios, al inlgles de a pie le tocaba malamente el que
llaman goteo que es la limosna para poder vivir.

Lo bueno es que este show del Brexit ayuda a que ;a cosa se ponga mala y alguna
solucion tendra y siempre sera mejor a lo que tenemos ahora.

Lo bueno que tiene eso es lo malo que se esta poniendo dice la sabiduria popular.