sábado, 30 de julio de 2016

Una vergüenza es usted de la cabeza a los pies


2 comentarios:

Anónimo dijo...

Claro que es una vergüenza que no existan fondos para la ley de dependencia, por culpa de la economía sumergida, dinero cobrado no declarado a hacienda, y la bajada de las prestaciones a la S.S. por parte de la patronal. Es una vergüenza que solo existan impuestos al trabajo, y no al capital y sus flujos. Es una vergüenza que mientras no hay un duro paro lo esencial, se gasten en estampitas militares y busqueda de armas de destrucción +IVA.

José Manuel dijo...

Aparte de que este sinvergüenza no predica con el ejemplo, la cuestión de fondo siempre gira sobre lo mismo, recuperar, volver, en definitiva reclamar ese capitalismo bueno que estos iluminados creen que existió antes de la crisis.