martes, 26 de julio de 2016

Ya van cuarenta, ninguno es venezolano

Los niños siguen muriendo de hambre y de sed en La Guajira colombiana. Colombia: "un ejemplo" para América Latina según palabras de Felipe González, señor del GAL.

Los dos últimos casos fueron reportados el fin de semana, el primero en una clínica de Barranquilla (una menor de 2 meses de nacida) y el otro en La Guajira, una niña que presentaba un estado de desnutrición elevado. 

La Asociación de Autoridades Tradicionales Shipia Wayuu de Manaure reiteró su reclamo al Gobierno de Juan Manuel Santos para que cumpla con las medidas cautelares ordenadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, para proteger a esta comunidad. 

Representantes de la comunidad Wayuú denuncian que en lo que va de 2016 han muerto más de 40 menores, pero que algunos no han sido reportados por las autoridades. El pueblo originario advirtió que pese a la crisis humanitaria que vive esta zona continúan los intentos para desviar las fuentes de agua para favorecer la extracción de carbón

telesurtv.net

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Son indigenas y de seguro deben ser liquidados para ocupar sus tierras y al parecer
matarlos de hambre y no a balazos hace lucir mejor el sistema.

Desde luego el gobierno colombiano es un gobierno democratico.

Trueno dijo...

Espero que las FARC tengan esto en cuenta también a la hora de las negociaciones de Paz con el criminal gobierno colombiano, aúnque realmente estas extrañas negociaciones de Paz el resultado será nada de la nada o una bajada de pantalones de las FARC entregando la sarmas y convirtiendose en un manso partido político a saber de que color.