viernes, 30 de septiembre de 2016

No olvidamos el crimen que la civilización "avanzada" comete en Yemen


Aquí no hay extras de cine cobrando 80 dólares mensuales como en Alepo, "señores" imperialistas de Médicos Sin Fronteras. Todo es real como la muerte misma




1 comentario:

Anónimo dijo...

Eso es lo que entiende como libertad y democracia para el resto del mundo.

Los muertos en un mundo fanatizado lo debemos ver como una ofrendaa su Dios.