jueves, 29 de septiembre de 2016

Pedimos disculpas a nuestros lectores

Ni Emilio Botín, que seguro estará en la Gloria, ni sus coleguitas, filia "paternis" e incluso puede que hasta la campanita, son trapaceros o farfulleros como a veces los hemos denominado aquí. Los ladrones eran los empleados a pelo, los "inferiores", ya sabes. Eso lo dice la "justicia" española. Vota, vota democracia de los ricos y llámate tonto a no ser que la compartas.

La Fiscalía exculpa a la cúpula de Banco Santander y señala a los empleados por la venta de los productos complejos

"El conjunto de datos recabados a través de la instrucción conduce a descartar la relevancia penal de la conducta de la cúpula directiva de Banco Santander en la comercialización de los Valores Santander". Esa es una de las valoraciones que recoge  el informe que las fiscales de la Audiencia Nacional, Belén Suárez y Myriam Segura, remitieron el pasado 9 de mayo al juez Ismael Moreno que instruye la causa penal contra Banco Santander por la comercialización en 2007 de los bonos convertibles ( conocidos como Valores Santander).

Consideran las fiscales, que no es posible probar, con garantías legales, que la dirección de Banco Santander tuviera intención de perjudicar de forma generalizada los intereses de sus clientes cuando diseñó la emisión de los bonos convertibles (Valores Santander) con el objetivo de financiar la compra del banco holandés ABN Amro.

El producto era complejo (...) Los bonos se convertían en acciones en 2012, pero el precio de conversión ligado a complicados condicionantes impedía que los 129.000 clientes que lo adquirieron supieran con exactitud la cuantía. El resultado final llevó a pérdidas del 55% del valor original de la inversión, sin tener en cuenta los intereses cobrados. 

Hasta 150 clientes afectados llevaron ante la Audiencia Nacional el caso. Ahora la fiscalía no considera posible probar que Banco Santander tuviera intención de causar pérdidas en la inversión de sus clientes. La práctica habitual del banco ha sido llegar a acuerdos extrajudiciales con los clientes, aunque un puñado de ellos ha optado por poner su situación en manos de la Justicia (...)

La Fiscalía concluye que la ausencia de culpa penal de la directiva del banco "no excluye las responsabilidades civiles o administrativas por las deficiencias detectadas en la comercialización de los Valores Santander ni la responsabilidad civil de Banco Santander derivada de eventuales delitos que pudieran haber cometido concretos empleados de la entidad en la comercialización de los Valores Santander,

eldiario.es

4 comentarios:

Anónimo dijo...


Como decia anteriomente ya actuan con todo descaro y los hombres de la justicia saben bien el riesgo que
corren por nadar contra la corriente del dinero, creo que asi se dice en el ambiente.

Mira el banco de Estado Unidos que hace poco exploto que hacian todo tipo de operaciones fraudulentas
se paro en el senado y asumio toda la responsabilidad se paro y se fue y no acepto que nadie dijera nada.
Los trato como si fueran sus gatos como dicen los mexicanos.

Y cuando llego a su oficina se subio el sueldo 7 millones de dolares.

Anónimo dijo...

qué poca vergüenza! si hasta cambiaron las leyes para eso, sacaron los obligados test de idoneidad (informar al cliente de lo que compraba), para este tipo de productos de alto riesgo, no digamos en tiempo de crisis. Mientra, el banco de españa obliga a los bancos a recapitalizarse (adquirir capital en base de robárselo a los clientes) para entrar en el FROB

hack3 Org dijo...

Esta gente del la AN , seguro que van a peregrinar a Las Vegas
igual que el titular de Interior:

http://www.eldiario.es/politica/Jorge-Fernandez-Diaz-Vegas-Dios_0_529847781.html

No tiene otra explicación..

Un país donde no existe justicia para los débiles , se autoproclama como una dictadura !!

Anónimo dijo...

Todos quieren sus dineritos pero ya se sabe pa dónde tira el imán, así que a joderse ¿no queréis capitalismo? ...ah no, peor todavía, que creéis en la demo'magia'...pues pronto vais a tener que hacer magia potagia de la buena cuando estalle la guerra de aquí a ná.