jueves, 27 de octubre de 2016

Asesinan a 18 guerrilleros naxalitas

24 octubre Prensa Latina.- Las fuerzas indias de seguridad atacaron hoy un campamento naxalita en el oriental estado de Orisha, donde abatieron a 18 de los insurgentes que participaban en una reunión del grupo armado.(Otras informaciones hablan de 28)

El enfrentamiento ocurrió esta madrugada en el distrito de Malkangiri, próximo a la frontera con el vecino estado de Andhra Pradesh, precisaron fuentes castrenses citadas por la televisora NDTV.

La policía y las tropas paramilitares desplegaron la operación, tras recibir informaciones sobre un encuentro de dirigentes naxalitas en la zona.

Entretanto, el ministro del Interior del estado de Chhattisgarh, Ramsewak Paikra, afirmó que las autoridades del territorio están listas para iniciar negociaciones con los milicianos en el marco de la Constitución.

Las puertas del Gobierno para sostener conversaciones con los naxalitas están siempre abiertas, recalcó el funcionario en un comunicado.

El pasado mes de 70 de ellos entregaron sus armas en Chhattisgarh y pasaron al programa de desmovilización que impulsa el gobierno regional.

En 2015, se reportaron más de mil incidentes relacionados por el accionar de esa guerrilla en la India, su nivel más bajo en seis años, según datos del Ministerio del Interior.

Conocido por naxalita porque surgió en 1967 en la aldea de Naxalbari, en Bengala Occidental, el movimiento armado, mantiene diferentes niveles de actividad en 10 de los 29 estados del país.

Las autoridades reconocen la presencia guerrillera en Andhra Pradesh, Bihar, Chhattisgarh, Jharkhand, Madhya Pradesh, Maharashtra, Odisha, Telangana, Bengala Occidental y Uttar Pradesh.

Los rebeldes operan sobre todo en el llamado cinturón rojo, una franja del centro-este de la India donde tiene un considerable apoyo del campesinado y de las tribus autóctonas, a quienes promete una revolución agraria de corte maoísta y el rescate de los recursos naturales en provecho de esos territorios.

Los insurgentes aseguran luchar por mejores condiciones sociales y económicas para la población de las zonas rurales y contra la corrupción imperante en esos territorios, herencia de la etapa colonial de la India.



1 comentario:

Anónimo dijo...


Y desde luego los del gobierno creen que matando pueden resolver los problemas, ademas de que sus
familias no corren ningun riesgo pues esas si estan bien protegidas.

Que esperen mucho tiempo de lucha popular.