viernes, 14 de octubre de 2016

Asturias, como España, no para de crecer

Tanto es así que incluso una niña- Leonor, la princesa de Asturias- percibe rentas por valor de 102.464 euros.

Casi 70.000 asturianos no pagan a tiempo todas sus facturas. Casi 125.000 no pueden permitirse mantener su vivienda a una temperatura adecuada en pleno invierno. Más de 55.000 no comen carne, pollo o pescado cada dos días debido a la falta de presupuesto. Más de 304.00 viven con el temor de tener un gasto imprevisto que no serían capaces de asumir. Si la situación de esta parte de la población es delicada, más lo es la de aquellos que viven en una situación de pobreza extrema. Hay 45.000 que residen en hogares que cuentan con unos ingresos totales inferiores a los 332 euros al mes. Con ese dinero tienen que dar de comer a todos sus miembros, sufragar los gastos corrientes y afrontar hasta el más mínimo desembolso. 

Las víctimas de la crisis no solo no han desaparecido sino que continúan aumentando de forma desenfrenada. En el Principado, hay 6.000 personas más en riesgo de pobreza o exclusión que hace solo un año.Esta cascada de datos pertenece al VI informe de El estado de la pobreza en España, que elabora la Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social en el Estado Español (EAPN-ES). Ofrece una minuciosa radiografía del grado de cumplimiento del objetivo social especificado en la Estrategia Europa 2020 y revela que la supuesta mejora de los indicadores macroeconómicos aún no se nota en el día a día de la población. Asturias presenta luces y sombras con respecto al resto del país. 

El riesgo de exclusión y el porcentaje de población en situación extrema son inferiores en el Principado. El umbral de la pobreza se sitúa casi 2.000 euros por encima de la media nacional, lo que representa que el dinero da para más. Sin embargo, el Arope, que es un indicador que recoge con un único porcentaje las penurias económicas, la desigualdad, la privación y el desempleo, empeora en el Principado mientras mejora en el resto de España. La media es aún mejor pero la tendencia resulta poco esperanzadora.Uno de los aspectos en los que hace especial hincapié es en las personas mayores que dependen de sus pensiones. Cuatro de cada diez mayores de 65 años en la región viven con estrecheces. El informe recoge que hay, al menos, 124.00 jubilados con unos ingresos mensuales que les colocan en un riesgo evidente de pobreza y exclusión social. Existen otros datos para la alarma. De los 45.000 asturianos que sufren una pobreza extrema, al residir en hogares que subsisten con menos de 332 euros al mes, casi 7.000 son mayores.

lavozdeasturias.es

2 comentarios:

José Manuel dijo...

La noticia afirma de forma cínica que la mejora de los indicadores macroeconómicos aún no se refleja en las capas sociales más deprimidas.Como si lo primero no fuese consecuencia de lo segundo. Los periodistas de estos medios del capital saben como redactar noticias perfectamente aliñadas para que parezca que el propio sistema que explota y empobrece tiene un apartado "social". Antes eran los planes de lucha contra la pobreza, ahora se llaman estrategias, y quizás en 2020 se denominen programas...No hay solución a la pobreza en el capitalismo, pues aquélla es indispensable para que ésta crezca.

Anónimo dijo...

Un triste panorama que por ahora se piensa resolver con rezos y mas oscurantismo.

Y todos a cantar el famoso "Pueblo Blanco" y limpiando la caca que dejan los turistas como auto de fe.