domingo, 30 de octubre de 2016

Continúa la ofensiva de Mosul

Miembros del grupo terrorista Daesh recibieron el pasado jueves una gran cantidad de armas y equipamientos militares descargados por dos helicópteros de la coalición liderada por EE.UU. en la localidad de Tal Salima en la región de Al-Saadiya, en la provincia de Diyala (este de Irak).

Según informó un funcionario de seguridad iraquí a Alwaght, poco después de que los helicópteros de la coalición descargaran los armamentos, aparecieron varios barcos para llevar las armas hacia los terroristas de Daesh en el campo de batalla con el Ejército iraquí. La fuente aseguró que los barcos pertenecían a Daesh.

El incidente se produce mientras desde hace dos semanas están en marcha las operaciones del Ejército iraquí, apoyado por las fuerzas populares y Peshmerga, para la liberación de Mosul, el principal bastión de Daesh en Irak.

No se trata de la primera vez que las fuerzas de la coalición liderada por Washington envían en secreto ayudas militares a los grupos terroristas takfiríes que operan en Irak. Es más, durante la caída de Ramadi bajo control de Daesh en mayo de 2015, tanto las autoridades iraquíes como varios medios de comunicación, incluido BBC, acusaron a EEUU de no hacer todo los posible para defender esta importante ciudad iraquí.

De acuerdo con la fuente, los aviones estadounidenses incluso bombardearon las posiciones del Ejército iraquí en Tal Kayf, al norte de Mosul, dejando cuatro soldados muertos. Ante la enérgica protesta del Gobierno de Bagdad por este incidente, la coalición alegó que el ataque se llevó a cabo por error, añade.

Por otra parte, a partir del pasado miércoles, la coalición internacional ha reducido considerablemente sus ataques contra las posiciones de Daesh. Esta decisión fue tomada después de la visita del secretario de Defensa estadounidense, Ashton Carter, a Ankara, donde el Gobierno turco insistió en participar en las operaciones de Mosul. 

Tras esta visita, las autoridades estadounidenses anunciaron que han sido capaces de lograr el consentimiento de Bagdad para que Turquía despliegue a fuerzas militares en Mosul, sin embargo, el primer ministro iraquí, Haidar al-Abadi, reiteró su rechazo a cualquier tipo de participación por parte del país euroasiático en estas operaciones. Al parecer, la coalición internacional liderada por EEUU ha reducido sus ataques contra Daesh con el fin de aumentar la presión sobre el Gobierno iraquí para aceptar la intervención de Ankara en las operaciones de Mosul.

Cabe mencionar que, durante las operaciones de Mosul, Washington lleva la intención de retomar partes del territorio ocupado por Daesh y ofrecerles otras zonas en Irak y Siria. En otras palabras, la Casa Blanca carece de una voluntad seria en la lucha contra el terrorismo y busca alcanzar sus objetivos políticos a través de apoyos ocultos a Daesh. Washington envía armas a la banda terrorista con el fin de crear un equilibrio de poder entre Daesh y las fuerzas iraquíes.

alwaght.com
   

1 comentario:

Anónimo dijo...

Lo de Washington es solo el plan anglo-judio de destruccion y muerte y hacer retroceder el desarrollo de esa
region todo lo posible., de forma que israel pueda seguir haciendo lo que quiera en el medio oriente.

Asegurar la superioridad tecnologica que le daria tambien la superioridad racial, la psicologica ya la tienen
con el reparto de los premios Nobels entre anglos y judios.

Despues de Mosul, ellos lo ven solo como el elegir otro lugar donde destruir y matar.