viernes, 14 de octubre de 2016

Españoles alienados ¡escupan para arriba!

Escupan, que les caerá encima: España uno de los paraísos de turismo sexual más importantes del mundo.

Ya los europeos no tienen que moverse a Asia o América en busca del placer sexual, pues en la actualidad España destaca como uno de los grandes centros donde conseguir sexo por pago, según destaca el diario El Mundo.

El texto ofrece datos del Gobierno que estiman que en la nación ibérica ejercen la prostitución unas 45.000 mujeres — aunque hay expertos que estiman que la cifra real podría ser mucho mayor—, en más de 1.500 burdeles.

En España la oferta de prostitutas es tan amplia que se puede elegir entre búlgaras, rumanas, dominicanas, rusas, brasileñas o nigerianas, entre otras nacionalidades. Esta cantidad y variedad de trabajadoras sexuales hacen que los precios sean extremadamente competitivos. Por cinco euros hacen sexo oral y por 60 euros, un completo en una habitación de hotel con sábanas limpias.

Según el Instituto Nacional de Estadística, la prostitución representa el 0,35% del total del PIB español. Es tan rentable que el Ministerio del Interior asegura que genera unos cinco millones de euros al día.

“España se ha convertido en una de las principales metas de quienes viajan en busca de sexo de pago. Está, y bastante arriba, en la lista de los 10 países más populares para el turismo sexual, junto a destinos clásicos como Tailandia, Brasil, Indonesia, Colombia, Camboya, Kenia, Filipinas, República Dominicana u Holanda. La mayoría de las clasificaciones ya sitúan a España en la tercera posición”, apunta El Mundo.

“Por supuesto que hay turismo sexual en España, sin duda. Los propios cuerpos de Seguridad del Estado nos lo han confirmado. Sólo hay que ver cómo la mayoría de los clubes se concentra en las zonas turísticas. En Andalucía, el grueso de burdeles se agrupa en las provincias costeras, no en las del interior. Y en temporada alta, Canarias y Mallorca se llenan de mujeres que ejercen la prostitución y que, en cuanto acaba el periodo turístico, son trasladadas por las mafias a otros lugares”, explica Jorge Uroz Olivares, profesor del Departamento de Sociología y Trabajo Social de la Universidad de Comillas y, quien hace dos años, realizó junto a su equipo un estudio sobre prostitución y trata de mujeres para el Ministerio del Interior que ahora está ampliando. “Hasta existen agencias de viajes extranjeras que publicitan España como destino de turismo sexual. Al paso que vamos nos convertiremos en la Tailandia de Europa” agrega.

Según el experto la red de burdeles supera los 1.500, a los que se suman montones de pisos privados donde se ejercen la prostitución. Agrega que el 90% de las prostitutas son inmigrantes ilegales —en su mayoría procedentes de América del Sur—, e introducidas en España a través del tráfico ilegal de personas, “lo que deja a muchas en un limbo legal”. “La oferta es enorme y, como la prostitución no está prohibida ni penalizada, ni quienes pagan por sexo están perseguidos, España es un destino atractivo para el turismo sexual. Por haber hay hasta menores, no es necesario viajar a Tailandia, están aquí. La prostitución mueve más dinero en España que el tráfico de drogas”, subraya Uroz Olivares.

“Tiene todo el sentido que España sea uno de los mayores destinos del mundo de turismo sexual. Y no me extrañaría que fuera el número uno en turismo de burdeles. Tenemos los dos principales ingredientes: somos un país con una gran oferta de mujeres en situación de prostitución y locales de pago por sexo y uno de los países del mundo que más turistas recibe. Tenemos las dos cosas necesarias: muchísimos potenciales clientes y una oferta variada de prostitución”, sostiene María José Barahona, profesora de Trabajo Social en la Universidad Complutense y autora de varios estudios sobre prostitución.Un ejemplo del potencial español lo representa el club Paradise —en el municipio catalán de La Junquera, fronterizo con Francia—, donde ejercen la prostitución unas 200 mujeres, lo que lo convierte en el más grande de Europa.

Ya la fama española es tal que Internet está repleto de páginas que recomiendan al país como principal destino para aquellos interesados en sexo de pago. “España se está convirtiendo en uno de los destinos de turismo sexual más populares del mundo”, subraya la llamada wikisexguide, una web con pretensiones de ser una Wikipedia del sexo. Según los expertos todavía no se conoce la existencia de paquetes turísticos sexuales con destino a España, pero están seguros de que podría haberlos o no tardarán en surgir.

sputniknews

No hay comentarios: