martes, 11 de octubre de 2016

Estadísticas colombianas

Ni que decir tiene que no hablamos del palo flamenco vinculado a los cantes de ida y vuelta, sino del país original del nuevo Premio Nobel de la Paz.


1 comentario:

Anónimo dijo...


Pero los crimenes del sistema democratico colombiano no cuentan como crimenes.

Incluso ala padre de los Falsos Positivos se la acaba de otorgar el Premio Nobel de la Paz.

Es como cuando se lo dieron a Kisssinger, Menagen Begin, Shimon Perez y Shamir, algo increible.

Lo de Obama no se cuenta fue un fraude a la carta y bien pagado.