martes, 11 de octubre de 2016

Huyen los ratones


1 comentario:

Anónimo dijo...

Los mercenarios generalmente no se dejan matar por dinero.

Ni los soldados de Hitler, que atiborrados de drogas muchos corrieron hasta Berlin.

Y en Vietnam hubo soldados gringos que pretendieron huir a nado hasta Hawai.